Descubren que Guccifer 2.0, el hacker que liberó los correos de Hillary Clinton es ruso

Descubren que Guccifer 2.0, el hacker que liberó los correos de Hillary Clinton es ruso

Fue pillado porque olvidó activar su VPN.

Guccifer 2.0, el hacker responsable de filtrar los correos de Hillary Clinton a Wikileaks, no era un hacker solitario de Rumania sino un oficial de inteligencia Rusa.

Lo anterior ha sido revelado por The Daily Beast, quien ofreció a detalle el modo en que los estadounidenses descubrieron el origen del atacante. Resulta que el supuesto hacker rumano olvidó encender su VPN, lo que puso al descubierto su dirección IP que reveló su verdadera ubicación: Rusia.

De acuerdo con el reportaje, Guccifer 2.0 usaba el servicio Elite VPN para conectarse, sin embargo en una ocasión olvidó activarlo y una instancia de WordPress y un acceso a Twitter fueron suficientes para rastrear el origen de esa conexión: las oficinas del GRU en la calle Grizodubovoy de Moscú.

Este descubrimiento se suma a la lista de pruebas que amasan los estadounidenses en la investigación contra Rusia. La campaña de Guccifer 2.0 en la que se autoproclamaba como "hacktivista" sería simplemente humo ,ya que los ataques a instancias gubernamentales de EE.UU. vendrían del mismo lugar.

Las acciones de Guccifer dejaron mal parada a la entonces candidata Hillary Clinton. A pocos meses de la votación, WikiLeaks liberó más de 19.000 correos electrónicos y miles de archivos del partido demócrata. Donald Trump aprovechó esto y realizó un ataque directo contra Clinton en redes sociales.

La identidad del oficial que usaba el alias de Guccifer 2.0 no está del todo clara. The Daily Beast indica que pudo ser más de uno quien se manejaba bajo esa identidad ya que el nivel de inglés del hacker en sus comunicaciones cambió de manera considerable.

La participación de Rusia en las elecciones de Estados Unidos sigue siendo investigada por las instancias gubernamentales. A pesar que Donald Trump y Vladimir Putin aseguran que no ha habido intrusión alguna, las pruebas parecen indicar lo contrario.

Sumado a las filtraciones de correos y archivos de los demócratas se encuentran los hackeos al sistema electoral.