Geek Squad ha trabajado como informante del FBI al menos diez años

Geek Squad ha trabajado como informante del FBI al menos diez años

Descubren que empleados del servicio de Best Buy buscan contenido ilegal en computadores para después reportarlo al FBI.

Geek Squad, la subsidiaria de Best Buy que se encarga de reparar tus dispositivos electrónicos, se encuentra en el ojo del huracán. La EFF reporta que empleados del Geek Squad han operado como informantes del FBI y que la empresa ha mantenido una relación cercana con la agencia gubernamental por al menos 10 años.

La gota que derramó el vaso fue el caso de Mark A. Rettenmaier, un doctor de California al que se le encontró imágenes de pornografía infantil en el disco duro. Rettenmaier envió su computadora a reparación y un empleado del Geek Squad descubrió pornografía infantil. Lo curioso aquí es que esta búsqueda parece no ser accidental ya que los empleados del Geek Squad lo hicieron con intención.

La EFF solicitó acceso a la información y descubrió detalles escalofriantes en los que se confirma que empleados del Geek Squad ha servido como informantes del FBI y que el acceso al material no se ha dado por accidente. En al menos 10 años la agencia federal ha trabajado con la subsidiaria de Best Buy para investigar y procesar personas que envían equipos de cómputo a reparación.

El modo de operar es el siguiente: el empleado del Geek Squad avisa al FBI cuando ha encontrado material que considera ilegal, luego de esto el FBI se hará del mismo y lo enviarán a una oficina cercana a donde vive el dueño del dispositivo y se buscará obtener una orden judicial para tener acceso al mismo.

El Geek Squad obtiene bonificación por encontrar material ilegal

Lo que llama la atención del caso de Rettenmaier es que, si bien el Geek Squad asegura que solo se alerta al FBI cuando se sospecha de haber encontrado material ilegal, la imagen de pornografía infantil se encontraba en un espacio sin asignar del disco duro. Esto confirmaría que el empleado buscó activamente en el computador con el fin de encontrar material ilegal.

El Washington Post reporta que el FBI ofrece bonificaciones a los empleados del Geek Squad en caso que encuentren pornografía infantil en computadores. Esto implica que toda persona que envíe su equipo a reparar vería violada su privacidad ya que empleados de la tienda realizarían búsquedas en su disco duro sin autorización, algo que en Estados Unidos y muchos otros países va en contra de la Constitución.

En la información recolectada por la EFF se encontró que el FBI pagó 500 dólares a un empleado del Geek Squad que servía como informante. También se supo que gente del Geek Squad dio un recorrido especial por sus oficinas a agentes del FBI o que Best Buy organizó una reunión del “Grupo de Trabajo Cibernético” en las instalaciones de Kentucky.

Tremenda bomba tiene entre las manos el FBI, quien ahora tendrá que responder a los alegatos ya que en la documentación ofrecida en el juicio de Rettenmaier, no se ofrecen todos los detalles que ha sacado a la luz la EFF.