Facebook dice que no recolecta información de SMS y llamadas... sin tu permiso

Facebook dice que no recolecta información de SMS y llamadas... sin tu permiso

Entre todo el escándalo contra Facebook, se supo que lleva años recolectando tu información de llamadas, contactos y SMS si eres usuario de Android.

Estas últimas semanas no han sido las mejores para Facebook ni para sus usuarios. Por un lado, la compañía enfrenta la pérdida de confianza; por otro, las personas se sienten traicionadas. Esto a pesar de que todos dieron su consentimiento para la recolección de datos personales.

La estocada final sucedió cuando se reveló que la red social no sólo tiene la información que compartes con ella; sino también los contactos, llamadas y SMS que envías a través de tu celular Android. Todo esto es recolectado por medio de la aplicación.

Facebook dice que no ha recolectado nada sin consentimiento

Sí, todos estamos indignados; pero, ¿Facebook hizo esta recolección de manera ilegal? No. De hecho, mucho se dijo sobre que se hizo sin que lo supieras. Y puede ser que efectivamente no lo supieras, pero no porque no te lo hayan dicho.

Según la red social; todos cuyos datos fueron almacenados, dieron su consentimiento al momento de instalar la aplicación; tanto Facebook como Messenger. Una vez más, el aceptar sin leer términos y condiciones ha jugado una pala pasada. Así lo dijeron en un comunicado:

Los importadores de contacto son bastante comunes entre las aplicaciones y servicios sociales como una forma de encontrar más fácilmente a las personas con las que deseas conectarte. Esto se presentó por primera vez en Messenger en 2015, y luego se ofreció como una opción en Facebook Lite, una versión ligera de Facebook para Android

También afirmaron que esa información no es vendida a ninguna empresa; ni siquiera para publicidad, y que de ningún modo recolectan el contenido de tus SMS o llamadas. Sólo saben que enviaste un mensaje o llamaste (y a quien); pero no qué fue lo que se dijo. 

Esperemos que en medio de la tormenta; a muchos nos quede una lección importantísima: siempre leer los términos y condiciones de apps o redes sociales antes de aceptarlos.