El misterio de los cráneos alargados de la tumba medieval podría haber sido resuelto

El misterio de los cráneos alargados de la tumba medieval podría haber sido resuelto

Estos cráneos alargados se encontraron hace algunas décadas en una tumba medieval. Desde entonces han sido un misterio.

Hace algunas décadas se encontró una tumba medieval en Alemania. Nada del otro mundo, obviamente; o eso se pensó en un inicio. Sin embargo, al momento de sacar los esqueletos se llevaron una sorpresa.

Dentro de dicha tumba encontraron algunos cráneos alargados. Alargados a niveles que llevarían a cualquiera a dudar si se trataba realmente de restos humanos. Con el tiempo se supo que dichos cráneos eran de mujeres que vivieron en el año 500 de nuestra era. 

¿Por qué los cráneos alargados en la tumba medieval alemana?

En otras latitudes se han encontrado también cráneos con estas características. Sin embargo, se sabe que se trata de personas que fueron sometidas desde bebés a una salvaje práctica. Cuando recién nacidos, se les envolvía una venda en la cabeza para que el cráneo, en ese momento blando, fuera creciendo con esa forma.

Sabiendo lo anterior, entonces, ¿por qué la sorpresa con los cráneos alemanes? Porque en Alemania no se tienen registradas estas prácticas.

Por eso, los antropólogos se han puesto a trabajar, y parece que ya hay una explicación. Y no, no tiene nada que ver con alienígenas (por desgracia). 

Gracias a análisis genéticos; los investigadores comprobaron que no se trata de mujeres alemanas; sino de etnias provenientes del sudeste de Europa; quizá Bulgaria o Rumanía. Las mujeres tampoco presentaban ningún defecto genético o enfermedad.

Por todo lo anterior, ahora hay una nueva teoría. Estas mujeres habrían sido parte de la nobleza. De jóvenes pudieron haber sido entregadas en matrimonio a nobles bávaros a manera de lazo político, militar o comercial; como se acostumbraba en esas épocas.

Las tribus bávaras sí que tenían la costumbre de deformar los cráneos; pero no de cualquiera. Estas deformaciones significaban un símbolo de status alto dentro de la tribu. Por ahora, esta es la teoría más realista; aunque los antropólogos forenses siguen investigando ya sea para comprobarla o para encontrar la verdad.