Células madre le habrían devuelto la vista a dos personas con ceguera

Células madre le habrían devuelto la vista a dos personas con ceguera

Un parche hecho con células madres salvó de la ceguera total a un hombre y una mujer de avanzada edad provenientes del Reino Unido.

Un equipo de médicos británicos logró lo que nadie se hubiera podido imaginar hace unos años: restaurar parte de la vista perdida en unos pacientes de la tercera edad. Estas personas presentaban ya una condición de ceguera debido a la AMD, también conocida como Degeneración Macular.

Según la OMS, esta enfermedad propia del envejecimiento es la tercera causa de discapacidad visual en el mundo. 4% de la gente que sufre limitaciones con su visión sufre de esta enfermedad.  Con 253 millones de personas visualmente discapacitadas, al menos unas 10 millones son afectadas con AMD.

La mácula es un tejido sensible a la luz que se encuentra en el centro de la retina y es la encargada de captar los detalles precisos de la visión. Por lo tanto, si esta tiene fallas en su funcionamiento, la nitidez del centro del campo visual se verá alterada. En otras palabras, la visión se volverá borrosa.

En etapas avanzadas estaban dos pacientes de la tercera edad en Reino Unido. Douglas Waters, quien está ya viviendo sus 80s, manifestaba que no alcanzaba a ver casi nada:

En los meses anteriores a la operación, mi visión era realmente pobre y no podía ver nada por mi ojo derecho (…) luchaba por ver las cosas claramente, inclusive de cerca".

Afortunadamente las dos personas se sometieron a un procedimiento experimental que terminó cambiando sus vidas.

 

El procedimiento

En 2015 los dos pacientes fueron escogidos por sus etapas avanzadas de AMD. Según los médicos, de haber seguido así,  su ceguera habría sido definitiva en menos de seis meses.

Cada uno se sometió a un procedimiento en el que les implantaron un parche en uno de sus ojos. Dicho parche fue elaborado a partir de células madre embrionarias. Estas células se convertirían en células de Epitelo Pigmenario Retinal (EPR), responsables de nutrir la mácula. Si bien se sabía que no se podía recuperar la vista al 100%, un retroceso en el nivel de ceguera era suficiente. Sin embargo, los resultados sorprendieron a los médicos.

El profesor Pete Coffey del University College London, reveló que la mejoría en la visión fue mucho mayor de lo que esperaba. Citando al famoso Test de Snellen, que mide por lineas el nivel de visión, comentó:

Esperábamos que los pacientes recuperaran al menos 3 líneas de visión, lo que no iba a ser suficiente para que pudieran leer (…) La primer paciente ha ganado 6 líneas y el segundo 5, y parece ir mejorando con el paso de los días. En este momento ellos de verdad pueden leer. La mujer podía leer a duras penas una palabra por minuto y con aumento. Ella ahora está leyendo 80 y él 50″.

"Mi visión ha mejorado al punto que ahora puedo leer el periódico y ayudar a mi esposa en el jardín. Me siento afortunado por tener mi vista de vuelta", declaró el paciente Waters.

Se espera que la prueba se termine de realizar con todos los 10 pacientes del primer grupo de estudio. Mientras tanto, los investigadores se mostraron optimistas y estimaron que en un plazo de cinco años se podría crear un tratamiento para las principales causas de ceguera.

Si está interesado en leer todo el informe, puede hacerlo en esta publicación de la revista Nature.