Apple patenta teclado a prueba de migas, saliva y otros elementos

Apple patenta teclado a prueba de migas, saliva y otros elementos

Los chicos de Cupertino saben que comes mientras trabajas.

No es obvio, pero construir un teclado mecánico exige un verdadero trabajo minucioso de ingeniería. Sin embargo estas herramientas son terriblemente delicadas, ya que su uso rudo en actividades cotidianas puede arruinar su funcionamiento.

Apple sabe que los teclados pueden fastidiarse con cualquier cosa. Y que lo más probable es que el usuario condene el destino del dispositivo por descuidos usuales. Ya sea comiendo mientras escribe o derramando líquidos por accidente sobre sus teclas.

Es por ello que ha patentado un teclado a prueba de estos escenarios.  El registro de la invención, recién descubierta por los chicos de Digital Trends, describe un mecanismo que protege de forma astuta el interior del accesorio:

El dispositivo de entrada incluye mecanismos que previenen y/o evitan el ingreso de contaminantes (como polvo, líquidos, etc.). Este mecanismo puede incluir membranas o empaques que bloquean la entrada de contaminantes; estructuras tales como cepillos o aletas que bloquean las brechas alrededor de las tapas de las teclas.

Según marca la descripción de la patente, este mecanismo nuevo haría posible aprovechar la pulsación de cada tecla como "fuelle" para expulsar los contaminantes del teclado. Todo por obra y gracia de su propio uso.

El ensamble de sustratos, con empaques, tapas y protectores de este teclado haría posible que el ingreso de materiales dañinos se mantenga aislado al momento del incidente, para ser arrojados lejos al oprimir las teclas.

De esta forma Apple garantiza que el teclado se mantendrá intacto por dentro y funcional por un mayor periodo de tiempo.

Aunque su limpieza y mantenimiento sería otra historia aparte.