Aliens estarán muertos para cuando nos llegue su mensaje, revela estudio

Aliens estarán muertos para cuando nos llegue su mensaje, revela estudio

La Ecuación de Drake se actualiza. Resulta que tal vez no estemos solos en el universo. Pero sí muy distanciados.

La humanidad tiene bastantes años intentando comprobar la existencia de inteligencia extraterrestre. Sus esfuerzos más formales y populares han sido estos proyectos en donde se transmiten y analizan señales de radio en busca de lograr un contacto. Pero es posible que los aliens ya estén muertos.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cornell ha publicado una nueva investigación, bajo el titulo de Area Coverage of Expanding E.T. Signals in the Galaxy, en donde actualizan los parámetros de la Ecuación de Drake para concluir que las posibilidades de establecer contacto mediante señales cada vez son menores.

Si la civilización emitió señales desde el otro lado de la galaxia, cuando esta señal llegue aquí a la Tierra, dicha civilización ya habrá desaparecido.

Es la conclusión de Claudio Grimaldi, miembro de la Escuela Politécnica Federal de Lausana en Suiza, y uno de los responsables que colaboraron en el proyecto.

Todo parte de su estimación de que una que una sociedad alienígena duraría viva alrededor de 100.000 años. Que equivale más o menos al lapso de tiempo que tardaría la luz en cruzar la galaxia.

Pero incluso si una raza de aliens se dedicase a mandar señales sólo podría llenar una pequeña porción de la galaxia. Basta tomar como referencia a nosotros, que en casi un siglo sólo hemos cubierto el 0.001% de la Vía Láctea.

De modo que una civilización extraterrestre tendría que estar a 50 años luz para que podamos tener noticias suyas en los próximos años.

Pero por la distancias y el recorrido, lo más probable es que dicha raza de aliens ya esté extinguida para cuando sepamos de ellos.

 

Qué es la Ecuación de Drake

La Ecuación de Drake, concebida en el año 1961, es un método de cálculo para estimar cuántas civilizaciones alienígenas podrían existir allá afuera.

Cortesía original del astrónomo Frank Drake, la popular ecuación se basa en variables tales como la tasa de natalidad anual de las estrellas, el número de planetas habitables y las probabilidades de desarrollo de la vida extraterrestre.

Usando estos y otros factores, la ecuación calcula la probabilidad de recibir señales más allá de la Tierra. Pero tenia rato sin ser actualizada, hasta el arribo de este estudio.

Las estimaciones no son alentadoras.