Windows 10: Cómo desactivar a Cortana

Windows 10: Cómo desactivar a Cortana

Si Cortana te molesta o simplemente no la necesitas, lo mejor es desactivarla en tu computadora con Windows 10. Te decimos cómo.

Cortana es la emblemática asistente de Windows 10. Digamos que la Siri de Microsoft. Pero al igual que Siri, no a todo el mundo le encanta la idea de que esté activada por defecto en su computadora. Sea cual sea tu motivo para querer silenciarla, te decimos cómo.

Para decirle chao a Cortana hay dos opciones: restringir los datos a los que puede acceder o aniquilarla de una vez por todas eliminándola del sistema.

Restringir a Cortana

¿Quieres que Cortana deje de escucharte? ¿Estás harto de sus recomendaciones y de que estorbe? Entonces restríngela.

  • Ve al menú de Inicio y en la búsqueda teclea “Cortana”.
  • Accede a “Configuración y búsqueda de Cortana” y luego a “Hablar con Cortana”.
  • Ahora desactiva todo: Hola, Método abreviado del teclado y Pantalla de bloqueo.
  • Posteriormente, ve a “Administrar la información a la que Cortana puede tener acceso desde este dispositivo”. Desactiva todas las opciones o al menos aquellas a las que no quieres que acceda la asistente.
  • El siguiente paso es ir a “Permisos e Historial” y desactivar la búsqueda en la nube, además de los otros historiales o al menos los que creas convenientes.

Eliminar a la asistente definitivamente

Antes de que te decidas por esta opción, queremos dejar una cosa clara: si no sabes o nunca has husmeado por el registro de Windows, mejor piénsalo dos veces. Ahora, si te sientes valiente y no temes arruinarlo todo o de hecho sí sabes lo que haces; continúa con el tutorial. Habéis quedado advertido.

  • Ve a Inicio y teclea “regedit“. El sistema te va a preguntar si quieres realmente abrir el editor. Dile que sí.
  • Cuando la ventana de registro se haya abierto, navega a través de carpetas hasta la ruta HKEY LOCAL MACHINESOFTWAREPoliciesMicrosoftWindowsWcmSvc
  • Ahora haz click derecho en la carpeta con nombre WcmSvc. En el remoto caso de que no existe, créala tú. Debe tener exactamente ese nombre. Ahora sí: haz click derecho en la carpeta y entra al menú “Nuevo”. Ahora elige “Clave”.
  • Se creará una nueva carpeta. Cámbiale el nombre a “WindowsSearch“.
  • Ahora repite el proceso con la carpeta WindowsSearch, pero cambia el final: ve a Nuevo, después a “Valor DWORD (32 bits)”. 
  • Una vez creado el nuevo valor, cámbiale el nombre a “AllowCortana“. Después da doble click sobre él y en la casilla de información del valor teclea el número 0 (cero).
  • Reinicia tu computadora y listo; Cortana estará muerta. Cuando quieras traerla de entre los muertos, sólo ve de nuevo a AllowCortana y cambia ese cero por un 1.

Realmente ninguno de estos dos métodos es cosa del otro mundo. Sin embargo, con este último debes tener un poco más de cuidado y no equivocarte. No estallará el planeta, pero es mejor no crear problemas dentro de tu computadora.