La Ballena Azul sigue dando qué hablar: creen que provocó el suicidio de dos hermanas rusas

La Ballena Azul sigue dando qué hablar: creen que provocó el suicidio de dos hermanas rusas

El reto de la Ballena Azul dio mucho de qué hablar el año pasado y todo apunta a que no se ha terminado. Creen que está detrás de la muerte de unas hermanas

¿Premios Darwin? Algo así. El año pasado, el reto de la Ballena Azul tomó los titulares de medios alrededor del mundo. Se trata ni más ni menos que de un reto suicida. Los participantes tenían que seguir una serie de retos que los iban quebrando mentalmente hasta llegar al último: el suicidio. Asombrosamente, esto costó muchas vidas adolescentes en todo el mundo.

En caso de que pensaras que todo esto había acabado y ahora la única moda viral era comer pods de detergente; tenemos que decirte que estás equivocado. En Rusia investigan el suicidio de un par de medias hermanas.

Las hermanas rusas suicidas y la Ballena Azul

Según informó Metro, dos hermanas rusas podrían ser las víctimas más recientes de la Ballena Azul. Se trata de Maria Vinogradova y Anastasia Svetozarova de 12 y 15 años respectivamente. Las dos jóvenes fueron encontradas en el pavimento tras su edificio de apartamentos. Se arrojaron desde el décimo piso, o al menos eso ha apuntado la investigación.

Acorde a declaraciones de amigos de las niñas, ambas se encontraban deprimidas. Por ahora, la policía cree que algún administrador de los grupos de la Ballena Azul pudo contactar a las niñas y tomar ventaja de su estado emocional. Así habría logrado lavarles el cerebro y lograr convencerlas de cumplir los retos hasta llegar al suicidio.

Por el momento, las autoridades investigan las computadoras y celulares de las menores. Según reportes, antes de su muerte, María posteó una foto para su novio con el mensaje “Perdóname, por favor. Te amo tanto. Sé que encontrarás a alguien mejor que yo”.  Por su parte Anastasia, la hermana mayor, grabó un video de despedida: “Adiós a todos. Los amo, y esto es verdad. Los amo a todos muchísimo”.

 

 

Tan solo durante el año pasado se reportó un total de 1,339 grupos suicidas en Internet. En ese mismo momento ya se habían detenido al menos a 19 “curadores” o administradores de los mismos; siento estos los encargados de enrolar a los jóvenes en el “juego” y además asegurarse de que cumplan los retos uno a uno.