Juegos Olímpicos de Tokio usará Inteligencia Artificial para evitar congestiones

Juegos Olímpicos de Tokio usará Inteligencia Artificial para evitar congestiones

Las autoridades desplegarán un sistema de inteligencia artificial para evitar congestiones y facilitar los trayectos de los asistentes durante los juegos olímpicos.

Japón siempre se ha mostrado como una de las naciones más entusiastas con el uso de plataformas de inteligencia artificial. Y la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio en el 2020 no será la excepción. Por el contrario, aprovecharán el fenómeno para probar un nuevo sistema.

Un reportaje de Kyodo News, publicado a partir de datos provistos por informantes anónimos, asegura que el gobierno nipón planea construir un sistema potenciado por inteligencia artificial que ayude a disminuir la congestión de espectadores durante los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos de Tokio 2020.

El sistema ayudará a guiar a los espectadores, para conducirlos por las rutas menos concurridas una vez que termine cada competición; ayudando así que no haya tumultos voluminosos.

Así funciona

Mediante una serie de tableros electrónicos, colocados en lugares estratégicos, y una app para smartphones; los asistentes recibirán pronósticos de congestión de peatones en varios puntos. Con lapsos de actualización de 30 minutos, antes y después de terminar cada competencia.

La plataforma de inteligencia artificial obtendrá en tiempo real información sobre el flujo de personas; alimentándose a partir de varios parámetros. Como el número de personas contadas a través de cámaras de vigilancia y la cantidad de dispositivos inteligentes detectados conectados a una red.

Una vez que el sistema determine la afluencia de personas, los patrones de conducta en evento y el nivel de congestionamiento; informará a los usuarios sobre la ruta peatonal más rápida para trasladarse a la estación de tren más adecuada.

Se espera que unos 10 millones de espectadores asistan a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020. Así que la implementación de esta clase de sistemas luce casi necesaria. Aunque constituya una forma torcida de vigilancia.

Este proyecto se complementa con otro muy similar, donde los organizadores usarán una serie de robots para orientar a los turistas durante sus trayectos. Eliminando así las limitaciones del lenguaje nativo de la ciudad.