Estados Unidos también culpa a Rusia de la responsabilidad de NotPetya

Estados Unidos también culpa a Rusia de la responsabilidad de NotPetya

Casa Blanca se suma a las declaraciones del Reino Unido, aunque Rusia lo niega categóricamente.

Hace unos días salían a la luz las declaraciones del gobierno británico culpando a Rusia de haber estado detrás del malware NotPetya. Las acusaciones siguen adquiriendo revuelo y ahora la Casa Blanca tira dardos en la misma dirección.

NotPetya se hizo popular en junio del año pasado tras infectar con una metodología similar a la de un ransomware miles de computadores, primero en Ucrania y luego a Francia, Alemania, Polonia, Reino Unido, Estados Unidos, entre una larga lista.

Finalmente se descubrió que el software era más bien de tipo wiper, y que su objetivo no era conseguir dinero, sino sobrescribir sectores del disco con la intención de causar daño. Las pérdidas fueron altas para bancos, ministerios, diarios y empresas de los países afectados.

A casi ocho meses del ciberataque, una declaración de la Casa Blanca recogida por Wired, fue determinante en asignarle la responsabilidad a Rusia, considerando los conflictos con Ucrania. Así lo declararon:

En junio de 2017, el ejército ruso lanzó el ciberataque más destructivo y costoso de la historia (…) NotPetya se extendió rápidamente por todo el mundo y causó daños por miles de millones de dólares en Europa, Asia y América. Fue parte del esfuerzo constante del Kremlin por desestabilizar a Ucrania y demuestra cada vez más claramente la participación de Rusia en el conflicto en curso. Este fue también un ciberataque imprudente e indiscriminado que se enfrentará con consecuencias internacionales.

Aunque tras declaraciones similares de Reino Unido, Dmitry Peskov, vocero del presidente Vladimir Putin, dijo que el gobierno ruso no tiene nada que ver, que las acusaciones no tienen fundamentos y que “esto no es otra cosa que la continuación de la campaña rusófoba”, al parecer el tema no quedará en el pasado.

Incluso, según menciona el mismo portal, aunque la Casa Blanca no proporcionó ninguna prueba del vínculo entre NotPetya y Rusia, la firma ucraniana ISSP y la compañía eslovaca ESET vincularon al malware con un grupo conocido como Sandworm o Telebots, que se cree es una suerte de grupo ruso responsable de encabezar ataques cibernéticos contra Ucrania. ¿Te parecen verosímiles las acusaciones?