CIMON es el nuevo robot asistente de la Estación Espacial Internacional

CIMON es el nuevo robot asistente de la Estación Espacial Internacional

El abuelo de HAL 9000 ha nacido.

La Estación Espacial Internacional (ISS) está a punto de convertirse en un lugar extraño. No sólo por los planes de futura privatización, cortesía de la administración de Donald Trump. Sino por el envío de un extraño robot asistente que flota con su forma de gran cabezota.

CIMON (o Crew Interactive MObile CompanioN), es el nombre del más nuevo residente de la ISS. Se trata de un asistente inteligente (y flotante) construido por Airbus; y equipado por una pantalla para mostrar su interfaz gráfica facial.

Durante los meses de junio a octubre de 2018 CIMON flotará en la Estación Espacial Internacional,  para ayudar al astronauta Alexander Gerst en distintas labores de mantenimiento y proyectos a bordo de la nave.

Con un peso de alrededor de 5 kilos, la inteligencia artificial de CIMON está potenciada por la supercomputadora Watson de IBM, entrenada aquí para identificar a Gerst, mediante reconocimiento de voz y facial; y apoyarlo en algunos experimentos a bordo.

En paralelo CIMON tiene el objetivo de documentar cómo la integración de un robot asistente puede afectar la dinámica de tripulaciones pequeñas.

Se podría decir que la misión de este juguete también consiste en ver la posibilidad de implementar autómatas más complejos para misiones futuras.

Mientras no sean como los androides de Prometheus o Alien: Covenant, hay esperanza.