Youtuber gana demanda en un histórico caso de porno venganza

Youtuber gana demanda en un histórico caso de porno venganza

Chrissy Chambers mantuvo una larga batalla legal luego de que su ex pareja publicara imágenes y videos pornográficos de ella luego de que terminaron.

Chrissy Chambers es una de las youtubers de la comunidad LGTBI más famosa de YouTube al lado de su pareja, Bria Kam.

Recientemente, Chrissy le pidió matrimonio a Bria para así finalizar con broche de oro una larga lucha legal. Esto ocurrió a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Londres. ¿Por qué ahí? La razón es bastante simbólica: luego de una larga batalla legan contra su ex pareja por haber subido pornografía de la youtuber a Internet a manera de venganza, ella finalmente ganó el caso.

Bria (izquierda) y Chrissy (derecha)

La youtuber y su batalla legal

Al momento en que la youtuber se enteró de que existían estos videos en Internet; ya llevaban alrededor de dos años circulando. Incluso se podían leer decenas de comentarios al respecto en sus videos de YouTube. Muchos de ellos incluso con el link al video. También se creyó que tenía un pasado como actriz porno.

Sin embargo, Chambers aclaró que no tenía memoria de ese encuentro sexual; pues el hombre que permanece anónimo, se aprovechó cuando ella estaba ebria. Iba a dejarlo y se lo había informado, entonces él la animó a beber. Al final, Chrissy no recordaba nada, pero su ex pareja ya tenía todo en video con la idea de vengarse.

A pesar de que la joven es estadounidense, la batalla legal se dio en Reino Unido, pues su ex pareja había subido los videos desde ahí.

Chrissy se mostró orgullosa y feliz a la salida del Tribunal:  “Hemos sido capaces de sentar un precedente legal que debería servir como advertencia a aquellos que pretenden hacer daño con el porno de venganza: no puedes hacer esto con impunidad, y tendrás que pagar cuentas por tus acciones”.

Sin duda, este caso, como ella misma lo aseguró, sienta un precedente legal en este aspecto. La pornografía por venganza es ilegal en muchos lados; sin embargo, no deja de ser un tema complejo para la justicia.