Aplicación para hacer ejercicio reveló sin querer ubicación de bases militares secretas

¡Apague su aplicación, soldado!

Quienes hagan cierto tipo de ejercicio como salir a correr o andar en bicicleta, probablemente estén familiarizados con Strava, una aplicación para estos fines que registra información relevante sobre el recorrido que realizan sus usuarios mediante el uso de GPS.

Strava, durante el último fin de semana, llegó al tapete y no tanto por motivos deportivos sino de seguridad. Y es que la aplicación habría revelado sin querer la ubicación de bases militares secretas de Estados Unidos a lo largo del mundo.

¿Cómo? Hace unos meses, en noviembre de 2017, Strava publicó su “mapa global de calor”; básicamente, una muestra global del uso que se le da a la aplicación a lo largo del mundo. Ese mapa incluye las rutas de los soldados en las bases militares que salen a hacer ejercicio y cuya ubicación, en términos de inteligencia, no debiera ser conocida.

Por ejemplo, este enlace muestra a alguien que realizó un paseo en bicicleta en el Area 51 en Estados Unidos. Y la siguiente fotografía muestra el circuito de trote de los soldados en una base militar en Siria:

Obviamente, los analistas de seguridad se han dado un festín con este tema. Primero, advirtiendo de la situación y catalogándola de potencialmente peligrosa y segundo, comprobando en el mapa que en lugares como el oriente medio, las rutinas de ejercicios de los soldados están perfectamente indicadas.

El problema aquí no es Strava en sí, sino más bien los protocolos de seguridad (y el cumplimiento de ellos) en las bases militares. Además, tal como indica el analista Nathan Ruser, es posible además obtener información sobre personas que han viajado a lugares con solo consolidar ciertos datos públicos de la aplicación.

No parece que Strava haya tenido malas intenciones con esto, toda vez que se trata de datos que los usuarios deciden compartir voluntariamente y solo basta seleccionar las opciones de privacidad correctas para que esto no suceda. Es más que posible que en las bases militares aludidas ya se estén tomando medidas para evitar que esto siga pasando, considerando que el caso es bastante delicado en temas de seguridad.

La respuesta a Strava del Ejército de Estados Unidos

En el Washington Post, el Ejército de Estados Unidos a través de su oficina de prensa del Comando Central en Kuwait declaró lo siguiente sobre Strava:

El rápido desarrollo de tecnologías de la información nuevas e innovadoras mejora la calidad de nuestras vidas, pero también plantea posibles desafíos a la seguridad operativa y la protección de la fuerza. Constantemente redefinimos las políticas y procedimientos para abordar tales desafíos.

La Coalición está en el proceso de implementar una guía refinada sobre la configuración de privacidad para las tecnologías y aplicaciones inalámbricas, y tales tecnologías están prohibidas en ciertos sitios y durante ciertas actividades. No divulgaremos tácticas, técnicas y procedimientos específicos. Sin embargo, confiamos en la capacidad de nuestros comandantes para hacer cumplir las políticas establecidas que mejoran la protección de la fuerza y ​​la seguridad operacional con el menor impacto para nuestro personal.