Sentencian a joven de 19 años por comprar bomba en la internet oscura para matar a sus padres

Sentencian a joven de 19 años por comprar bomba en la internet oscura para matar a sus padres

Desaprobaron su pololeo y les quiso explotar el auto.

Una disputa familiar estuvo a punto de pasar a mayores en el Reino Unido. Un joven, tras ser descubierto en un noviazgo desaprobado por sus padres, no encontró nada mejor que planear su asesinado. ¿Cómo? Encargó una bomba por internet para hacerles explotar el auto.

A pesar de que Gurtej Randhawa, de 19 años, fue arrestado en mayo del año pasado, recientemente un tribunal del Reino Unido lo condenó a ocho años de prisión por comprar una bomba para autos en la denominada dark web.

Según informó Bleeping Computer, la forma de operar de Randhawa fue simple. Se metió al portal AlphaBay, un mercado de la web oscura ahora desaparecido, y encargó la bomba sin pudor alguno. Según lo pactado, el joven recibiría la encomienda en a través de un paquete postal. Sin embargo, nada de eso ocurrió y sin saberlo, estaba cayendo en una trampa de un agente encubierto de la FBI.

Tras coordinar la entrega, juntarse con Randhawa e intentar verificar el dispositivo, el FBI lo arrestó junto a otras dos mujeres de 18 y 45 años. Aunque los organismos aclararon que el joven no tiene vínculos con organizaciones criminales, lo más siniestro vino después, cuando el mismo joven relató los propósitos de su compra.

La madre de Randhawa lo habría sorprendido en una relación con una mujer que ella desaprobaba, y el joven, temeroso de que sus padre lo obligasen a forzar un término, compró el Dispositivo Explosivo Improvisado de Vehículos (VBIED). Andy Young, de la división de Justicia Internacional y Crimen Organizado de la CPS, consignó:

Negó que planeara usar los explosivos para causar lesiones, pero el CPS demostró al jurado que esto era una mentira y se observó que Randhawa intentaba probar su dispositivo antes de ser arrestado (…) Randhawa había usado la red oscura en un intento de evitar la detección, pero ahora está cumpliendo una sentencia de prisión significativa.

El joven finalmente se declaró culpable de los cargos en noviembre pasado y fue sentenciado a ocho años de prisión.