Satélite dado por perdido hace más de una década volvió a dar señales

Satélite dado por perdido hace más de una década volvió a dar señales

Un astrónomo aficionado captó la señal del objeto, relevante para el estudio del clima espacial.

El satélite de la NASA, IMAGE fue lanzado en marzo del año 2000 en Estados Unidos. Cincos años después, fue dado por perdido tras evidenciar una falla en sus sistemas. Sin embargo, a más de una década de su supuesta pérdida, un hallazgo entregó luces sobre su operatividad.

Fue de repente y sin previo aviso. El astrónomo aficionado Scott Tilley, quien pasa su tiempo libre siguiendo las señales de radio de los satélites espías, estaba buscando rastros de Zuma, un satélite secreto del gobierno de Estados Unidos, cuando casi fortuitamente descubrió una señal de otro objeto. Utilizando herramientas de análisis, se percató que se trataba de 2000-017A, 26113 o el Imager for Magnetopause-to-Aurora Global Exploration (IMAGE), un satélite prácticamente dado por perdido.

“IMAGE está llamando a casa, ¿alguien está escuchando?” Así lo planteó Scott Tilley en una publicación de su blog donde detalla las metodologías que ocupó. El hallazgo ha desencadenado reacciones positivas en la comunidad de astrónomos, puesto que si se logró captar la señal, hay indicios de que los instrumentos a bordo podrían seguir operativos. Una de las investigadoras de la misión, Patricia Reiff, ha destacado la importancia al portal Science Mag:

Las probabilidades de que este vivo son definitivamente muy positivas. Es realmente muy valioso para entender el clima espacial actual, junto con la respuesta global de la magnetosfera a las tormentas solares.

De momento, los científicos están buscando el software y archivos con los que trabajó IMAGE, puesto que su operatividad y correcta comunicación podría aportar datos valiosos a nuevos descubrimientos. Al momento de su lanzamiento, la misión costó la suma no menor de USD $ 150 millones.