Robot se queda sin empleo por “ineficiente y siniestro”

Robot se queda sin empleo por “ineficiente y siniestro”

Muchas personas piensan que en el futuro, su trabajo será ocupado por un robot. Este es uno de los temores más comunes, pero, ¿será así?

“En el futuro seremos reemplazados con robots”. ¿Cuántas veces has escuchado o leído esto? Se tiene la creencia de que muy pronto, los robots podrán hacerlo todo mejor que nosotros. Y si les añadimos inteligencia artificial, serán imparables; ¿quién seguirá necesitando mano de obra humana, ineficiente y cara? Bueno, no tan rápido.

Fabio es un robot escocés que se hizo popular en Reino Unido luego de su participación en la serie “Six Robots & Us” de la BBC. Dicha serie narraba, día a día, la búsqueda de trabajo de Fabio; quien al final encontró empleo en una tienda departamental. 

La historia de Fabio el robot terminó mal

Es probable que Fabio haya ocupado un puesto que en un principio estaba pensado para un ser humano. Pero sus ahora ex jefes seguramente se arrepintieron de contratarlo en lugar de a una persona. El robot duró poco más de una semana en su nuevo puesto.

Su trabajo era sencillo: tenía que responder las preguntas de los clientes así como orientarlos por la tienda departamental. Es decir; mostrarles en dónde podía encontrar los productos que buscaban. Un humano podría hacer esto sin mayor problema. Y Fabio también, en teoría.

Fabio es, claro está, un autómata. Y sus respuestas lo delataban, pues respondía con obviedades: “-¿En dónde está el jamón? –En la sección de carnes frías“. Gracias, Fabio. Aunque este no fue el único problema.

Parece que además de esto y a pesar de que algunos clientes estaban encantados con el pequeño robot; Fabio comenzó a irritar a otros visitantes de la tienda. No escuchaba o entendía con claridad lo que se le preguntaba; además, cuentan, caminaba extremadamente lento al momento de mostrarle la ubicación de un producto a los clientes. Bien dicen que del amor al odio hay sólo un paso, y así sucedió con la relación del robot y los clientes.

 

¿Pero quién querría dejar sin trabajo a un pobre y adorable robot? Sus jefes en el supermercado le dieron una oportunidad más al trasladarlo a un mostrador de carnes frías. Simple, nada podría salir mal. ¿O sí?

Fue entonces cuando el robot hizo literalmente huir a los clientes por comentarios descritos como “insistentes y siniestros”. Por desgracia, los ex jefes de Flabio no dieron más detalles sobre esto.

Aún así, el robot se ganó el corazón de sus compañeros de trabajo, quienes lamentaron que haya tenido que irse. Parece que los robots no estarán echándote de tu trabajo muy pronto.