Palestinos en Cisjordania por fin tendrán su propio servicio 3G

Palestinos en Cisjordania por fin tendrán su propio servicio 3G

Israel obligaba a pasar las comunicaciones 3G de la región únicamente por sus redes, prohibición que aún sigue vigente en la Franja de Gaza.

En 2015 se anunció un acuerdo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), en el cual se mencionaba que las compañías de Palestina, podrían operar servicios de telecomunicaciones de tercera generación independientes del poder israelí. Tras casi tres años, por fin será una realidad.

Israel no permitía a Palestina ofrecer el servicio 3G de alta velocidad en el territorio por “motivos de seguridad”. De esta forma, si los usuarios querían servicio 3G tenían que contratarlo con empresas de Israel. Según el medio Arabnews, tras estas serias prohibiciones, los palestinos en Cisjordania por fin podrán optar a una comunicación 3G propia.

Los proveedores palestinos de teléfonos celulares Wataniya y Jawwal debieran lanzar servicios 3G de banda ancha en Cisjordania para fines de este mes, luego de que Israel asignara frecuencias y permitiera la importación de equipos. Sin embargo, solo durante el 2016, las empresas de servicios móviles palestinos perdieron más de USD $1 mil millones, por las restricciones de Israel.

La noticia llega cuando el 4G es una realidad en Medio Oriente, y de igual forma mantiene a las compañías móviles palestinas en continua desventaja. Paralelamente, el medio señala que las compañías israelíes que ofrecen cobertura 3G y 4G a clientes palestinos en Cisjordania, a través de torres instaladas en asentamientos israelíes, no pagan impuestos a Palestina, cuestión criticada incluso por el Banco Mundial.

Al mismo tiempo, los servicios estarán disponibles en Cisjordania, pero no en Gaza, un territorio que permanece bajo bloqueo y control israelí. Así lo consigna Arab News:

Las luchas de las compañías también ilustran las dificultades que enfrentan los empresarios palestinos, ya sean grandes o pequeños, puesto que operan bajo los obstáculos israelíes para el comercio, el movimiento y el acceso. Israel ha tenido un estricto control sobre la vida cotidiana de los palestinos desde la captura de Cisjordania, Gaza y el este de Jerusalén.

Actualmente Cisjordania es considerado un “territorio ocupado” y está divida en zonas. Israel tiene ocupado el 62% del total (zona C) y, paralelamente, el Estado Palestino tiene control de las zonas A y B.