Julian Assange pide que retiren su orden de arresto

Julian Assange pide que retiren su orden de arresto

Julian Assange pide a las autoridades que retiren la orden para encarcelarlo, pero todos se muestran determinados a encarcelarlo.

Durante los últimos cinco años y medio Julian Assange se ha visto sometido a una auténtica carrera de resistencia. Luego de que explotase la locura con las filtraciones de WikiLeaks el muchacho se convirtió en una de las personas más buscadas del planeta.

Por fortuna, logró encontrar refugio en la Embajada de Ecuador en Londres. Pero parece que desea recuperar nuevamente la certeza de su libertad y ha solicitado a las autoridades británicas que retiren la orden de arresto que existe contra él.

Pero la realidad es que no parece que vaya a salir de ahí pronto. La situación está así, según relata The Guardian: la investigación por violación que se le imputó en Suecia ha llegado a su fin sin decretar su culpabilidad. Así que las autoridades de allá han dejado de requerir su extradición.

Pero la orden de arresto activada en Londres y vinculada con ese caso sigue vigente. De modo que si Assange sale de la embajada sería apresado inmediatamente.

El fundador de WikiLeaks argumenta que la solicitud de encarcelamiento debe ser cancelada porque ya no es buscado en Suecia. Pero el Crown Prosecution Service (CPS) no piensa igual.

No dejarse encarcelar genera pena de cárcel

Las autoridades afirman que Assange nunca se entregó a custodia, en respuesta a la solicitud de las autoridades; de modo que la orden todavía se mantiene mantiene por su omisión.

El punto delicado es que el hombre al parecer desearía abandonar la embajada por una cuestión de salud; ya que tiene un problema dental, una lesión en un hombro y depresión.

Pero el juez encargado de revisar el caso ha desestimado esos factores, ya que Assange construyó toda su defensa en razón de una cuestión de lógica legal.

El delito por no entregarse a las autoridades tras expedir una orden de arresto conlleva una pena máxima de un año de prisión.

Así que Assange seguirá confinado a la embajada por un rato indefinido.