Hotel irlandés prohibe la entrada a todos los youtubers

Hotel irlandés prohibe la entrada a todos los youtubers

The White Moose Cafe tomó la medida luego del caos provocado por una youtuber que quiso estadía gratis a cambio de publicidad en sus videos.

Un hotel irlandés ha tomado una drástica y polémica decisión: prohibir la entrada a todos los que digan ser youtubers (o bloggers).

Hace unos días atrás, la social media influencer Elle Darby escribió al hotel The White Moose Cafe en Dublin, Irlanda, con una simple petición: a cambio de obtener alojamiento gratis para ella y un acompañante, Darby se comprometía a hacerles publicidad en sus videos y publicaciones.

Pero a los administradores esta idea no les pareció muy buena y, borrando algunos datos, publicaron el correo en cuestión e hicieron sus descargos en Facebook argumentando que el hotel ya tenía una respetable cantidad de seguidores en redes sociales. “Si te dejamos alojar aquí gratis, ¿quién va a pagarle al staff? ¿A los meseros? ¿Al recepcionista? Tal vez debería ofrecerles aparecer en tus videos como forma de pago”.

El hotel concluyó su respuesta con un consejo. “En el futuro, lo mejor sería que pagaras como todo el mundo y si el hotel en cuestión cree que tu cobertura los ayudará, tal vez te den el upgrade a una mejor habitación”.

La situación hubiera quedado hasta ahí de no ser porque Darby sintió la necesidad de contarle al mundo en un video en YouTube que había sido “expuesta”. Y de ahí en adelante los influencers unidos hicieron causa común y corrieron a Trip Advisor a dejar reseñas negativas sobre el hotel.

Sin embargo, y debido a lo anormal de todo, Trip Advisor bloqueó las reseñas. “A causa de un evento reciente que ha atraído demasiada atención, aparecieron muchas reseñas que no reflejan una experiencia real en el hotel y por lo tanto hemos suspendido las publicaciones”.

Los dueños del hotel se han dado un festín durante los últimos días a raíz del problema, usando trolleos de varios tipos. Sin embargo, todo parece ser más serio para las autoridades irlandesas, que van a investigar y revisar el rol que cumplen los influenciadores en las redes sociales para que estos sean más transparentes en general.

Las autoridades indicaron al medio irlandés RTE que si bien hace dos años no había quejas respecto a los influenciadores, actualmente estas suman el 5% del total de reclamos de los usuarios.

Más allá de lo gracioso que pueda ser este hecho en particular, la situación es otra señal de alerta de lo que pasa cuando personas individuales alcanzan cierta “fama” en redes sociales que les da un status especial, tal como lo mencionan los dueños del White Moose Cafe:

La comunidad de bloggers cree que tiene derechos por encima del resto. Y la odiosidad mostrada luego de que uno de sus miembros no obtuviera alojamiento gratis le hace un flaco favor a todos ellos. Nunca pensamos que nos inundarían de malas reseñas por la simple razón de decirle a alguien que pagara por un servicio.

[…] La victimización es un sentimiento muy repetido entre los bloggers y va en linea con el modus operandus de querer tener todo sin pagar nada.

Al final, los dueños del hotel obtuvieron más publicidad de la que pudieron haber tenido de haber aceptado las peticiones de Elle Darby, la famosa youtuber.