Investigadores creen haber encontrado la forma de interpretar el misterioso códice Voynich

Investigadores creen haber encontrado la forma de interpretar el misterioso códice Voynich

Han conseguido descifrar el 80% de las palabras utilizando un algoritmo.

Los misterios de “manuscrito Voynich” han estado presentes desde hace siglos y han dado pie a numerosas especulaciones. Sin embargo, a pesar de otros intentos pasados, una pareja de expertos de la Universidad de Alberta cree haber encontrado un método para descifrarlo.

El manuscrito Voynich es un códice medieval que data de 1404. Está considerado como uno de los más misteriosos del mundo ya que hasta hoy existe incertidumbre sobre su verdadero sentido. El idioma que utiliza fue acuñado como Voynichés, por el lituano especialista en libros Wilfrid M. Voynich.

Actualmente hay visiones encontradas sobre lo que realmente es el Voynich, aunque se manejan hipótesis centradas en que ha sido escrito de izquierda a derecha, que tiene un estilo itálico y que podría utilizar taquigrafía. Hace unos años se dijo que la interpretación podría ser un tratado de salud femenina, aunque se sigue cuestionando.

La aproximación hacia su verdadero significado sigue siendo fuente de inspiración para muchos, y recientemente dos expertos en computación de la Universidad de Alberta creen haber encontrado el camino para resolver sus misterios. Para esto, probaron un algoritmo especializado en identificar y traducir lenguajes.

Tras varias pruebas que aseguraron la efectividad del mismo, cargaron el códice e identificaron que Voynich tendría como fuente el hebreo, y no en latín o árabe. Incluso, aseguran que el manuscrito habría sido escrito utilizando alfagramas, por lo que han sofisticado el algoritmo para lidiar con este método donde las palabras se escriben con sus letras ordenadas alfabéticamente (por ejemplo, FayerWayer, sería Aaeefrrwyy)

Aun así, a pesar de que la hipótesis de los expertos (también cuestionados por no ser lingüistas) es que se trataría de un manual de herbalismo de la época medieval, el método no ha logrado dar con todas las palabras en Hebreo y solo ha conseguido interpretar un 80%, por lo que aún existe margen para otras interpretaciones.