Encuentran en Israel el resto de Homo Sapiens más antiguo fuera de África y podría cambiarlo todo

Encuentran en Israel el resto de Homo Sapiens más antiguo fuera de África y podría cambiarlo todo

Este resto fosilizado cambia muchas cosas acerca de la historia de la raza humana como el año en el que se cree que el ser humano salió de África.

Con respecto a la historia, orígenes y evolución de la raza humana,  aún quedan muchísimas dudas en el aire; pero los científicos trabajan día a día para que podamos comprender mejor nuestras raíces. Y como pasa en cualquier rama de la ciencia, un sólo descubrimiento puede cambiarlo todo. 

Un equipo de investigadores dirigido por Israel Hershkovitz de la Universidad de Tel Aviv ha encontrado un fósil de homo sapiens que podría cambiar la historia como la conocemos. Se trata del fósil más antiguo de su tipo encontrado fuera de África: se halló en Misliya; específicamente en el Monte Carmelo al noroeste de Israel.

El fósil es concretamente una mandíbula superior que conserva aún siete dientes en buen estado. Acorde a las pruebas, el resto humano data de entre 175,000 y 194,000 años.

¿Qué podría cambiar con el descubrimiento de este resto?

Este hallazgo es diferente a cualquier otro hasta el momento. Lo sorprendente e interesante es que da a entender que los homo sapiens salieron de África alrededor de 50,000 años antes de lo que pensaban los científicos.

El antropólogo coautor del estudio que fue publicado en la revista científica Science; Rolf Quam, dijo que este descubrimiento es emocionante y que “proporciona la evidencia más clara hasta el momento de que nuestros antepasados emigraron de África mucho antes de lo que creíamos”. Claramente podemos entender la emoción de este científico.

Por su parte, el líder del proyecto, Israel Hershkovitz aseguró que este descubrimiento cambia todo el concepto de la evolución del humano moderno. Dicho hallazgo podría también da a entender que, de hecho; los homo sapiens convivieron mucho más tiempo con los humanos arcaicos, permitiendo así un intercambio más amplio no sólo de cultura; sino también biológico.