Cómo guardar y sincronizar tus contraseñas gratis

Cómo guardar y sincronizar tus contraseñas gratis

Si eres usuario activo de Internet, lo más seguro es que tengas decenas de contraseñas: redes sociales, bancarias, correo electrónico y las que se acumulen.

En el mundo de Internet, las contraseñas son como la llave de tu casa, tu automóvil u oficina. No puedes tener una débil y además, debes resguardarlas a menos de que quieras que algún listillo te deje viviendo bajo un puente. A decir verdad, es probable que haya más gente esperando obtener tus contraseñas que las llaves de tu auto… y de hecho, es más fácil.

Para esto existen los administradores de contraseñas. Claro que Apple y Google tienen los suyos, pero hay un administrador que no sólo te ayuda a sincronizar y guardar contraseñas; sino que también te ayudará a elegir contraseñas seguras, una diferente para cada sitio –que es lo que todos debemos hacer–.

LastPass hará el uso de tus contraseñas mucho más sencillo

Vamos, no es que usar contraseñas sea lo más difícil del mundo; pero sí debes saber cómo manejarlas. Lo mejor siempre es tener una cara cada perfil diferente, de este modo, los grandes hackeos no serán tan fatales. Si usas una para todos, con cualquier brecha de información en alguna página web, tu seguridad completa en Internet se irá por la borda.

Uno de los problemas de estos administradores es que suelen ser de pago. Y LastPass lo es. Por fortuna, recientemente añadió la sincronización de contraseñas en móvil y web a su plan gratuito y ahora sí vale la pena echarle una mirada.

Comenzando con LastPass

  • Empieza por descargar LastPass en tu celular con Android o iOS. Podrás encontrar la app en la tienda de aplicaciones de tu dispositivo.
  • Crea una cuenta y no olvides elegir una contraseña fuerte, casi imposible de adivinar. Quien tenga acceso a tu cuenta de LastPass, tendrá acceso a todo lo demás y eso no sería bueno. Anota la contraseña en algún lugar seguro para que no la olvides; y de preferencia que esté conformada por números, signos y letras mayúsculas y minúsculas. Inventa una contraseña que ni tu madre –que obviamente es quien más te conoce y te ama– podría adivinar.
  • Llego el momento de sincronizar. En tu computadora, ya sea Mac, Windows o Linux, instala la app que te ayudará a integrar LastPass en todos tus navegadores; además de sincronizar las contraseñas que ya tienes guardadas en estos.
  • Ve una vez más a tu celular, ese donde instalaste la app por primera vez. Asegúrate de que ya puedes ver todas las contraseñas que acabas de importar.
  • No olvides que en LastPass.com también podrás ver todas tus contraseñas en caso de que estés en un equipo donde no tienes instalada la app.

Sácale el mayor provecho a LastPass

Si quieres tener inicio de sesión instantáneo en tus navegadores del celular –¡quién no querría!–, sólo debes configurarlo. Para iOS, ve a Herramientas y elige la extensión de LastPass. Para Android, ve a Configuración>Accesibilidad y habilita LastPass.

También puedes configurar los formularios autorellenables; así por fin podrás dejar de escribir lo mismo a cada momento. Inserta tu nombre, dirección y la información que ahí se te pida. Una razón más para recordar elegir una contraseña superpoderosa e inimaginable.