Robot chileno que automatiza tareas revoluciona la industria del retail

Robot chileno que automatiza tareas revoluciona la industria del retail

por

240 posts

Desde Silicon Valley, el chileno cofundador de Zippedi, Luis Vera, nos contó las particularidades de los robots que desarrollan y declaró que “se viene un fuerte movimiento hacia la automatización de tareas”.

Zippedi es un robot que tiene la capacidad de capturar y digitalizar información para las tiendas del retail. Se trata de la creación principal de la empresa del mismo nombre, que automatiza las tareas de reconocimiento y estado de productos, identificando diferencias de precios en las estanterías y la cantidad de productos que hay en las góndolas.

La innovación tecnológica tiene sus oficinas en Silicon Valley, aunque está siendo aplicada en varios supermercados de Chile con la idea de perfeccionar el producto y entrar al mercado estadounidense. Para los rostros detrás de este desarrollo ha sido un largo camino hasta llegar a Zippedi, una compleja máquina que utiliza el aprendizaje automático o machine learning para funcionar.

Se trata de un tema que, indudablemente, nos empuja a preguntarnos el rol que están cumpliendo las máquinas reemplazándonos en las tareas monótonas. De esto y otros temas conversamos con el Ingeniero Civil Industrial chileno y Cofundador de Zippedi, Luis Vera.

Recuerda que Luis además estará El miércoles 10 de enero en el Digital Summit 2018 en el Hotel W .

FayerWayer: ¿Cómo funciona internamente el robot Zippedi y cuál es su efectividad?

Luis Vera: El robot emplea una cámara junto a diversos sensores para identificar los productos que tiene en frente, junto a la información que se agrega a ellos, como el precio. Una vez obtenida esta información, se cruza con las bases de datos internas para ver si es la apropiada. El proceso también sirve para asegurar si la cantidad de productos a disposición es la indicada. Los robots pasan por las góndolas y realizan el proceso en tres horas, dependiendo de la extensión del inmueble, con un 99,97 de efectividad; las tiendas tienen la posibilidad de contratar el servicio para obtener los reportes que entregan estos robots cotidianamente.

FW: ¿Cómo beneficia Zippedi a los consumidores finales que compran en el retail?

LV: Una de las cosas que hemos aprendido es que cualquier cosa que uno haga tiene que ser para beneficiar a los clientes. Si uno va y se encuentra con precios que no corresponden o si uno quiere comprar un producto en específico y no lo encuentra porque no lo pusieron, se genera un problema como usuario. Toda esta data permite que los supermercados y proveedores gestionen de manera más eficiente el proceso.

FW: Hoy día estas funciones son manuales, ¿qué opinas del reemplazo de las personas por robots que automatizan procesos?

LV: Creo que se viene un movimiento bien fuerte hacia la automatización de tareas. Hoy día la industria de los supermercados no utiliza muchos recursos en revisar esto; se contratan a algunas personas, pero la data que llega a los proveedores es mala. Se requeriría un rango de 12 personas para hacer el proceso eficiente, y es un costo que no se está dispuesto a asumir. Además, son tareas terribles, monótonas, que no agregan nada a la vida. Nuestros clientes toman esta data y nacen nuevos trabajos que agregan valor.

FW: Hay un tema medular, sobre cómo avanzamos hacia la economía del conocimiento, ¿Cómo crees que se debiese lidiar con esta realidad desde las políticas públicas?

LV: En Silicon Valley uno puede ver esta discusión en primera fila, y creo que hay varios temas. Estas tecnologías ayudan a mejorar las cosas porque apoyan al conocimiento humano. Los humanos se vuelven mucho más fuertes cuando tienen a su disposición información importante. Al mismo tiempo, las máquinas eliminan los trabajos monótonos, que nadie quiere hacer. Pero las máquinas están limitadas, porque no son creativas, hacen tareas repetitivas. Entonces se requiere una capacitación, y las compañías debiesen tener un rol social en todo esto. El país completo tiene que tener un rol en esto.

FW: ¿Consideras que hace falta fomentar la educación tecnológica?

LV: Absolutamente, aunque también es importante fomentar las artes y la creatividad. Las oportunidades del futuro se ven para la gente que sabe utilizar esta data o desarrollar tecnologías, pero también es súper importante desarrollar elementos artísticos o creativos que son lo que las máquinas, en el futuro visible, no podrán hacer. La sociedad tiene que capacitar a sus miembros para avanzar en estas áreas. Esto tiene que ocurrir rápido, porque la transición ya está pasando.