PUBG corre mal, muy mal en Xbox One

El análisis de Digital Foundry no deja lugar a dudas: el popular juego de Battle Royale necesita mucho más trabajo.

Hasta que llegó el momento. Player Unknown’s Battlegrounds se estrenó en Xbox One y lamentablemente, el port no es nada bueno. Hay que decir las cosas como son: de hecho es bien malo.

La gente de Digital Foundry se dio el trabajo de probar el juego tanto en Xbox One normal como en la Xbox One X y los resultados son una mezcla entre “ya, igual” y “corre a niveles Star Fox en SNES”.

Visualmente hay varias diferencias. El juego se ve feo en ambas plataformas pero en Xbox One X las texturas son un poco más definidas en general. En la Xbox One normal el juego se ve casi como un juego de generación anterior, con texturas borrosas y efectos reducidos en general.

Pero lo peor es el framerate. A estas alturas, no debiera ser aceptable que un título parezca una presentación de diapositivas, pero eso es lo que pasa en ocasiones con PUBG y no solo en la Xbox One normal, sino también en la más potente X.

Ahora bien, ¿de quién es la culpa? Lo cierto es que PUBG en PC tampoco es una joya de la optimización, pero hubiéramos esperado algo un poco más decente en la consola de Microsoft. Sí, se trata de una versión prematura aún, pero con todos los recursos que tiene Bluehole Studios (léase: dinero), lo normal habría sido un juego más pulido en general. Porque claramente, la falta de potencia no es un problema.

Por cierto, el juego corre a 4K en Xbox One X (y 1080p en normal). Algo es algo. O no.