Innovadora plataforma rehabilita pacientes mediante videojuegos

Innovadora plataforma rehabilita pacientes mediante videojuegos

Se trata de Kinemotion, una iniciativa que pretende hacer más llevaderas la recuperaciones.

La población que tiene que vivir con alguna discapacidad no es menor. Se estima que el 15% (más de mil millones de personas) tiene algún cuadro relacionado, dentro de lo cual la rehabilitación es fundamental. Un grupo de penquistas desarrolló una innovadora plataforma para apoyar este proceso y hacerlo más llevadero.

Kinemotion es una innovación tecnológica que rehabilita pacientes mediante videojuegos. Fue creada en Concepción por Felipe Quezada Medina y un grupo de amigos profesionales de la salud, el diseño de videojuegos, electrónica, entre otras disciplinas y ya han ganado diversos premios de innovación nacionales e internacionales.

La “Plataforma Interactiva de Rehabilitación” entrega una experiencia innovadora por medio de un sensor y videojuegos terapéuticos, los cuales incentivan a realizar terapias de manera lúdica y motivando al paciente por medio de diferentes entornos virtuales orientados en el tratamiento de múltiples patologías, tales como: personas con dificultad de movilidad, con lesiones músculo-esqueléticas, neurológicas, accidentes cerebrovasculares, TEC, alzheimer, esclerosis múltiple o enfermedades neuromusculares, entre otras.

La analítica mediante software también es otro de los alcances del proyecto. Así lo mencionan en Kinemotion:

Gracias a su software se pueden obtener datos analíticos y funcionales de los usuarios durante la rehabilitación y una retroalimentación sobre su desempeño. De esta manera, permite al profesional de salud tener un seguimiento sobre los avances de sus pacientes y orientar sobre las áreas que debe mejorar.

Cada videojuego puede ser adaptado al paciente y vinculado a los requerimientos de su recuperación. Desde Kinemotion, han mencionado que su apuesta es ser incorporados como un elemento de ayuda en centros de rehabilitación, hospitales y clínicas a nivel nacional e internacional, y ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas, reduciendo, por ejemplo, las listas de esperas en centros de Chile y el mundo.