Club Checo utiliza robot DJ para mezclar música en vivo Club Checo utiliza robot DJ para mezclar música en vivo

Crearon un software especial, lo adaptaron y montaron sobre la pista de baile.

Club Checo utiliza robot DJ para mezclar música en vivo

Crearon un software especial, lo adaptaron y montaron sobre la pista de baile.

Las formas de hacer música nunca dejan de impresionarnos. Particularmente, la música electrónica ha variado muchísimo desde la creación de los primeros sintetizadores. Sin embargo, quien hace la música es otro cuento. Un club checo decidió ir más allá en esto y está empleando un robot para realizar mezclas y alentar al público.

El club de música se llama Karlovy Lazne y está ubicado en la capital de la República Checa, Praga. El popular club europeo compró una máquina utilizada en la industria automotriz y tras un par de modificaciones lo adaptó para ser el alma de las fiestas. Ahora, el robot selecciona la música, pone los discos e incluso utiliza la técnica scratching para mover los discos y obtener sonidos nuevos.

El robot utiliza un software especialmente adaptado para su funcionamiento, que le ayuda a no dejar tiempos muertos en plena fiesta. Al mismo tiempo, desde hace tres semanas, está montado en un espacio justamente en la pista de baile del local.

Según lo señalado por el Adam Lipsansky al portal Reuters, la idea surgió de una apuesta justamente con una empresa de robótica para realizar la tarea. Paralelamente, consignó que la idea es inédita en el viejo continente.

La gente está muy entusiasmada con el robot, porque no han visto nada como esto en Europa. Incuso, no estoy seguro si quiera si hay algo parecido en el mundo.

A Karlovy Lazne asiste gente de todas las nacionalidades y es conocido dentro de vida nocturna como un referente. Eso si, a pesar del éxito del proyecto, no todos están convencidos del asunto. En declaraciones recogidas por el mismo portal, Marcia López, turista mexicana de 24 año, expresó:

No me gusta el robot, porque no puede sentir lo que la gente está bailando. Creo que no hay emoción detrás de esta música. Cuando la pone un persona real, tiene conocimiento de cómo es la diversión.

En cualquier caso, el robot seguirá funcionando y atrayendo las miradas y pies curiosos a Europa central.