La sala secreta de la Gran Pirámide de Guiza ya estaba en el nuevo Assassin’s Creed

por

1269 posts

El reciente descubrimiento ya había sido anticipado por los creadores del juego.

Los familiarizados con la saga de videojuegos Assassin’s Creed sabrán que esta se caracteriza por replicar, de forma acertada (dentro del contexto “videojuego”) y minuciosa, épocas históricas en diferentes lugares del mundo. Desde sus comienzos, en los juegos se han visto las cruzadas (medio oriente), el renacimiento europeo (Italia), París en la revolución francesa, el Londres de la época industrial y un largo etcétera.

El más reciente título de la saga se llama Assassin’s Creed Origins, está ambientado en Egipto (año 50 A.C.) y en su gigantesco mapa aparece la Gran Pirámide de Guiza (entre otras). Y con una particularidad: el juego, estrenado hace casi dos semanas, incluye la cámara secreta descubierta recientemente mediante rayos muones y anunciada al mundo hace apenas unos días atrás.

¿Cómo es esto posible si el juego estuvo en desarrollo durante los últimos cuatro años? Según los desarrolladores de la compañía Ubisoft, para crear el mapa y en particular esa pirámide de Guiza, trabajaron mano a mano con Jean-Perre Houdin, arquitecto francés que hace años atrás postuló la teoría de que las pirámides se construyeron desde adentro hacia afuera.

Según esta teoría (muy disputada por los egiptólogos), existirían entonces en el interior de la pirámide un par de lugares vacíos sobre la Gran Galería, justo cerca de donde se detectó un espacio vacío mediante la medición de rayos muones.

Los desarrolladores de Ubisoft indicaron a Kotaku que trabajaron por varios años con Houdin, recopilando el material necesario para representar el mundo del juego. “Creímos que las teorías sobre las rampas internas con dos cámaras dentro de la Gran Pirámide eran las más creíbles y por eso decidimos usarlas en el juego”, según el historiador Maxime Durand de Ubisoft.

En el juego, si bien hay varias libertades creativas, se puede recorrer la Gran Galería y a través de ciertos pasajes semi ocultos se accede a dos salas llenas de tesoros, que corresponderían a lo que postula Jean-Pierre Houdin. Antes de salir de la Pirámide además se recorren otras salas y pasillos que efectivamente existen en la vida real y dan cuenta del notable trabajo de recreación arquitectónica de los desarrolladores.

“Esperábamos que estos lugares dentro de la Gran Pirámide se descubrieran eventualmente, por lo que quisimos darle a los jugadores la oportunidad de recorrerlos por anticipado”, cerró Durand.