Foxconn promete detener las horas de trabajo ilegales con estudiantes

Foxconn promete detener las horas de trabajo ilegales con estudiantes

En otras palabras, admitió que los explotaba.

Apple se vio sometida en una controversia de explotación laboral hace algunos días, con la publicación de un artículo delicado en donde se revelaba que Foxconn, subcontratada por los chicos de Cupertino, habría estado abusando de más de 3.000 jóvenes estudiantes, empleados como internos para fabricar a contrarreloj el iPhone X.

Apple fue rápido en señalar que el programa de internos era una iniciativa activa de Foxconn, pero que los horarios y compensaciones de los muchachos debían ser acordes con lo que marca la ley. Ahora la compañía asiática vino a dar una declaración sobre el asunto ante la BBC, prometiendo que arreglaría el problema, y confirmando con ello, de manera indirecta y casi velada, que al parecer sí existía un problema:

En Foxconn Technology Group, hemos tomado medidas inmediatas para asegurarnos que ningún interno esté llevando a cabo ningún trabajo de horas extraordinarias.

Los pasantes representan un porcentaje muy pequeño de nuestra fuerza de trabajo en China y el incumplimiento de las leyes laborales es inconsistente con nuestras propias políticas.

En paralelo Apple lanzó una nueva declaración donde afirma que se ha dedicado a garantizar que todos en su cadena de suministro sean tratados con dignidad y respeto que merecen. Haciendo todo lo posible para tener un impacto positivo y proteger a los trabajadores.

Parece que este último giro da por terminada la controversia y el conflicto. Pero deja el incómodo antecedente.