El LG V30 es el mejor equipo que ha hecho la compañía en años [W Labs]

El LG V30 es el mejor equipo que ha hecho la compañía en años [W Labs]

Lástima que hayan decidido no traerlo.

Desde la existencia de la serie V de LG que había querido probar uno. Mis primeras experiencias con el V10, el primero de la serie fueron demostraciones en ferias y nada más, la impresión era buena, muy buena.

Sucede que en los mercados donde existe este teléfono los usuarios los aman por ser el último bastión utilitario, teléfonos pensados para el heavy user, con todas las últimas especificaciones, mejores cámaras y cosas que no se encontraban en otros lados que varios aman, como una segunda pantalla y batería removible. Justo esas dos cosas LG las sacó del equipo en pos de hacer una suerte de versión tremenda y elegante del LG G6, y la verdad es que no decepciona en casi ningún aspecto.

Antes de ir con las especificaciones le queremos agradecer a nuestros amigos de ProMovil, que se la jugaron por traer este equipo a Chile y nos lo prestaron para que lo probáramos. Ojo, la marca no tiene planes de traerlo por la región de forma oficial. También queremos aclarar que la versión es la “Plus” o “+”, que tiene más almacenamiento y este acabado negro exclusivo, nada más.

  • Pantalla de 6 pulgadas P-OLED a 1440×2880 pixeles
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 835
  • 4 GB de RAM
  • Android 7.1.2
  • 128 GB de almacenamiento en la versión Plus, la normal tiene 64 GB. Ambos ampliables vía microSD
  • Cámara dual, una normal de 16 megapixeles a f/1.6, otra gran angular de 13 megapixeles a f/1.0
  • Cámara frontal de 5 megapixeles a f/2.2
  • 3300 mAh de batería
  • Radio FM
  • Resistencia al agua y al polvo con certificación IP68
  • Quad DAC Hi-Fi de 32 bits
  • Carga inalámbrica

Monstruo con una pequeña falla

El LG G6 tenía adherentes, pero a gusto personal se sentía como una versión incompleta de un equipo de Samsung. Aquí LG parece haberme dado la razón en eso y se tiran con un diseño industrial que rememora profundamente el lenguaje de diseño de su competencia. Eso no tiene nada de malo, es más, este equipo logra algunas cosas mucho mejor, como el peso, que es ínfimo, pero sin perder la sensación de que estás sosteniendo un gama premium.

Sí, este es el teléfono más resbaloso que he usado en mi vida y viví con un poco de miedo, por lo que recomendaría de todas maneras ponerle una carcasa y una mica de vidrio a la pantalla. Hablando de esta última, la calidad es asombrosa y los colores son muy vivos, pero sufre de un síntoma que es un poco molesto. Si no lo miras de frente, todo se torna frío y azul. Esto es común en este tipo de pantallas, pero siento que aquí es más fácil y notorio lograr sentir esa pequeña “falla”. A muchos no les importará, a mí me molesta un poco, aunque claro, no afecta la experiencia porque una ocupa el celular de frente, pero bueno.

Me encanta la tactilidad de sus botones y que el lector de huellas sea tan confiable. No es el más rápido, pero sí es muy bueno y además está en el lugar correcto si es que tiene que estar en la espalda: al alcance de tu dedo.

Las cámaras prácticamente no protuberan y en el frontal la ligera curvatura al borde de los vidrios logra muy bien eso que quizás en el LG G6 no se sentía tanto, la “fineza” en los detalles.

LG siendo LG

Vamos directo al grano, la capa de personalización de LG sigue siendo fea y está plagado en bloatware, llega a ser insultante. Eso es algo que se debe tener en consideración. Aún así entiendo que quien se compre este equipo no es un consumidor casual, por lo que logrará superar el trauma inicial para instalar su propio lanzador personalizado.

Lo que sí hacen muy bien es la aplicación de la cámara, que es profundamente intuitiva (en automático) y que también puede ser todo lo complicada que quieras, hasta donde lleguen tus conocimientos fotográficos y audiovisuales. Ya hablaremos de este aspecto más adelante.

Su rendimiento en general es fantástico, jamás se pegó ni me dio un tirón. Su pantalla “Always On” es muy personalizable y siempre se agradecen esos pequeños detalles como el DAC Hi-Fi, incluso sin tener los audífonos adecuados ni la música para sacarle todo el provecho, se siente, se escucha mejor que cualquier otro. Siento que a pesar de que casi todos están sacando el puerto de audífonos, sigue siendo un agrado tenerlo.

A lo anterior le sumamos carga inalámbrica, buen manejo de la energía, con cerca de 5 horas de pantalla encendida bajo mi uso (un dato bastante variable, pero convengamos que te durará todo el día) y claro, carga rápida a través de USB-C. Es el paquete completo, sin diferenciaciones geográficas. Casi todo lo que un geek disfruta está aquí, eché de menos un sensor infrarrojo para cambiar la TV y otros aparatos, pero ese si que es raro verlo en estos días.

La serie V se caracterizaba por su batería removible, pero a mi gusto está bien sacrificarla por resistencia al agua y al polvo, eso me da una paz mental bastante grande. Otro aspecto característico era la segunda pantalla arriba en forma de tira. Aquí desapareció, pero para darle paso a una pantalla más grande con aspecto 18:9, si me preguntan a mí, prefiero eso. Además para los “viudos” de la segunda pantalla, se puede activar una tira flotante con funciones personalizables. Nada de mal, no es lo mismo, pero salva.

La diversión del gran angular

Mi tipo favorito de doble cámara es la gran angular y esta es la mejor del mercado. Eso habla bastante de todo lo que me gusta la cámara de este equipo ¿verdad?

Que el lente principal tenga una apertura de f/1.6 lo hace muy cumplidor a contraluz o con poca luz, y el segundo lente ahora tiene menos aberraciones cromáticas en los bordes (ese efecto tipo cámara Go Pro).

¿La frontal? Ok, bastante buena, pensé que sería mejor dado que está pensado para YouTubers o Vlogers, pero no es algo que me quite el sueño.

El video es una de las funciones estelares de este equipo, con tantas funciones que tendría que escribir un testamento para ir una a una, pero quedémonos con que graba muy bien. Tiene estabilización óptica de imagen y muchos trucos de software como Point Zoom, donde eliges un punto del cuadro y lentamente puedes hacer zoom hacia él, muy dramático y entretenido. En las manos correctas este equipo podría lograr maravillas audiovisuales.

Debería llegar oficialmente

Este equipo es una maravilla que le planta cara con hidalguía a la serie Note de Samsung. Es una lástima que hayan decidido no comercializarlo de manera oficial en la región, porque es pedazo de máquina.

Lo bueno es que nuestros amigos de ProMovil lo traen y a un precio de CLP $588.800 para la versión normal y CLP $648.990 para la Plus es bastante competitivo dentro su espectro, el premium, y es una alternativa que se debería considerar si vas por un gama alta, porque tener todas las conveniencias que trae, en un mundo donde se están eliminando poco a poco, de seguro se le hará atractivo a más de algún entusiasta.