Asus Zenfone 4: el celular millennial que conquistó a una amante de iPhone [W Labs]

Asus Zenfone 4: el celular millennial que conquistó a una amante de iPhone [W Labs]

Una usuaria de la "manzanita", se sometió una semana a un Asus Zenfone. Revisemos esta extraña historia.

En un lugar de Betazeta, cuyo nombre no quiero recordar, había una persona que usaba iOS desde el año 2011. Su vida, a la que casi le echaba raíces en Apple, iba increíble hasta que en su trabajo decidieron asignarle un tema de Wayerless, a esta persona, con ningún conocimiento en tecnología.

Aceptando el desafío, esa persona (spoiler: soy yo), me decidí a probar un teléfono con sistema Android: nada menos que el Asus Zenfone 4. Pensando que probablemente no encontraría ni siquiera el calendario, me dispuse a dejar mi iPhone 5S golpeado y estropeado para adentrarme en el mundo de Android. Esto fue lo que pasó.

Según lo que leí en “medios” el equipo es de ¿gama media? que me imagino que no es alta ni baja, como alto sería un iPhone 138298239 y baja sería un Samsung de esos que usaría mi mamá para mandarme memes. Así que, asumo que es un celular al que le puedo pedir un poco pero no tanto porque se me va a morir.

Los datos duros

El Asus Zenfone 4 es parte de la nueva tirada de 6 teléfonos que lanza la marca de… computadores. Además, nuestro querido periodista Tincho Calderón fue al lanzamiento en Latinoamérica del teléfono. De estos seis celulares, solo 3 llegarían a Chile y uno de ellos es el Zenfone 4, que tendría un precio (aproximado) de $399.990 (ACTUALIZACIÓN: Se terminó lanzando por CLP $349.990). Dinero que no tengo, por lo demás.

Por otra parte, el teléfono cuenta con: pantalla IPS de 5.5 pulgadas a resolución 1080p, procesador Qualcomm Snapdragon 630, 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento ampliable vía microSD, ZenUI 4.0 basado en Android Nougat 7.1.1, cámara doble (principal de 12 megapixeles. f/1.8 con estabilización óptica de imagen, secundaria de 8 megapixeles gran angular), cámara frontal de 8 megapixeles a f/2.0, batería de 3300 mAh, carga rápida a través de USB-C, lector de huellas, bluetooth 5.0, y otras cosas que no entiendo.

Con prejuicios en el alma y muchas dudas, comencé esta aventura. Lo primero que hice fue instalarle WhatsApp, Telegram, y por suerte Instagram y Facebook ya venían instalados, y después, obvio, empecé a tomarme selfies, lo único que sé hacer bien (?).

Respondiendo preguntas típicas que me haría alguien sobre un celular, la verdad es que primero, su procesador y RAM le hacen justicia: por el momento me anda bastante rápido, uso muchas aplicaciones a la vez y no me preocupo de cerrarlas y solo se me cerró Facebook una vez.

Como usuaria de un celular que tengo que cargar como dos veces en el día, el Zenfone es un alivio para cualquiera. Solo lo dejo enchufado en la noche y la vez que más lo usé llegué a mi casa con un 20% de batería. Una maravilla, verdaderamente.

El sensor de huella no es perfecto, pero esa opción de Android que no me pide desbloquearlo con la huella después de un rato no es muy buena, llamado Smart Unlock (creo…). Probamos con otra persona (un ladrón) y se llevó mi teléfono desbloqueado (mentira). Por ende, no recomiendo mucho por seguridad activarlo, porque yo lo activé, se me desbloquea solo y ahora no puedo desactivarlo porque no entiendo el menú y soy una persona ocupada.

Las benditas cámaras

El zenfone cuenta con doble cámara trasera: una normal y otra gran angular, que sirve perfecto para tomar fotos de grandes espacios, retratos con una leve distorsión y retratos 100% no fake como si fuera un lente de 50mm.

A post shared by Gerty Oyarce (@gertiesme) on

El modo gran angular tiene menor calidad de foto que la cámara principal, acá les dejo una comparación entre una foto y otra, tomadas durante la fiesta de la democracia que hubo en Chile el domingo recién pasado.

Cámara principal

Gran angular

En cuanto al modo retrato de la cámara trasera, en ciertas condiciones favorables: iluminación no tan dura, como por ejemplo, un retrato nocturno o un día nublado, quedan excelentes retratos que no tienen nada que envidiarle a la doble cámara de un súper Samsung, un súper iPhone, o qué sé yo. No obstante, en condiciones de luz muy dura o de muy poca luz, el retrato pierde precisión.

Si se fijan. en la parte superior hay un leve error del desenfoque.

Modo retrato de noche

El lema de este teléfono es “We <3 Photo” o también vi en unos stickers que trajo nuestro colega Martín, el “We <3 Selfie”, y vaya que tienen razón. Las mejores selfies que me he tomado en mi vida han sido principalmente con este teléfono. Me costó mucho manejar el modo retrato en este caso, pero sin duda si eres millennial y quieres encachar tu Instagram, este teléfono te puede servir. También está la app Selfie Master, propia de Asus, que me dejó como coreana sin tener que operarme los párpados.

Selfie Master en modo de belleza 10.

Por cierto, volviendo al modo retrato, los fails pueden ser grandes, pero también maravillosos: los retratos de noche incluso en cámara frontal pueden quedar bastante decentes, y con una app como VSCO, cualquier foto puede volverse una joya.

Android a la Asus

Asus Zen UI es la adaptación de Android de Asus, que en el fondo es la forma en que Asus interpreta este sistema operativo. Todo sucede a través de Zen UI, lo cual puede ser un poco incómodo cuando queires hacer cosas tan básicas como cambiar el wallpaper o navegar por Internet evitando tocar la versión de Pocket de Asus, llamada Page Marker. Por favor, no quiero marcar cada página que visito, en especial cuando estoy googleando alguna letra de los Backstreet Boys (lo hice).

Otro punto que quisiera destacar es Google Assistant. Creo que me enamoré de mi asistente (¿aló, Spike Jonze?), y estuve jugando horas a que me dijera cosas estúpidas como chistes o simplemente que pusiera música y adivinara mis gustos, tocando instantáneamente K-Pop. Cuando pasas por Siri, que es derechamente tonta, Google Assistant es un verdadero oasis.

Diseño

Me dijeron que hiciera una descripción de su diseño: es un poco más gordo y pesado que otros teléfonos, pero nada muy terrible. Como usuaria clásica de teléfonos pequeños, usar un celular grande ha sido una experiencia que me ha marcado profundamente (?), porque pese a que aún escribo dfjshjd en vez de “Hola”, se me ha hecho cómodo.

Entonces…

Después de una semana usando el Asus Zenfone 4, quiero decir que un teléfono rápido es diametralmente distinto a un iPhone destrozado y lento, aunque, debo decir que la calidad de sonido no supera a la manzana.

Como millennial de tomo y lomo, un celular con una buena cámara conquista y enamora. Un teléfono que es pensado para una generación como la mía, con una interpretación estética de Android, obviamente iba a ganar un buen lugar en mi corazón.

Chau

Pese a todos los puntos que podrían volver negativa mi experiencia con este teléfono, el Asus Zenfone 4 es ideal para la gente que vive mucho y se cuestiona poco. Por el momento, no sé si volveré pronto a mi iPhone.