Cuphead [NB Labs]

Cuphead [NB Labs]

Las mejores animaciones del año, complementadas con una dificultad y un diseño de lujo.

Cuphead siempre sonó a un gran juego. Desde el anuncio no dejábamos de pensar lo interesante que era el concepto de revivir esos dibujos animados de antaño y mezclarlos con una jugabilidad de los difíciles juegos de plataformas que fueron lanzados en consolas de 8 y 16 bits.

Luego de meses de retraso por fin pudimos jugarlo, terminarlo y llegamos a la conclusión de que valió la pena la espera. Cuphead es un gran título de disparos, aunque puede no ser para todos ya que la propuesta de dificultad es poco amigable para la gente que es poco paciente.

En la práctica, la jugabilidad de Cuphead se divide en escenarios en los que uno avanza de derecha a izquierda, dispara a enemigos y tiene que vencer a un jefe final. Otros proponen batallas con jefes desde un principio y otros apuestan más al típico side scroller de naves en los que esquivas y disparas a enemigos de todos tamaños.

En todas las formas posibles, Cuphead apuesta por una jugabilidad en la que tendremos que aprender los patrones para poder derrotar a los jefes. Esto requiere prueba y error, una práctica que se remonta a los títulos clasicos y que requerirá repetir los escenarios una y otra vez.

Tal vez sea el balance de juego la parte más interesante. Si, es complejo y algunos compararán el nivel de frustración con un Dark Souls, sin embargo en donde brilla Cuphead es en nivelar la experiencia de juego.

Por ejemplo, si quieres un corazón más de energía, puedes comprar el bonus pero tu ataque sufre una penalización. Si quieres el arma que dispara en todas direcciones (a lo Contra), puedes comprarla sin embargo el alcance es corto. Cuphead juega con múltiples valores y el jugador tendrá que experimentar con diversas combinaciones de ataques o movimientos especiales que pueden desbloquearse al colectar monedas en algunos escenarios.

Pero todo lo anterior no funcionaría si Cuphead no tuviera el concepto que propone. La trama es tan absurda como el diseño de los enemigos, que son bastante ingeniosos y tienden a sacarte de quicio. Tanto enemigos, como personajes de soporte y los escenarios se ejecutan en perfecta armonía dentro de este concept caótico que propone la gente de Studi MDHR.

El juego cuenta con un filtro visual de esos viejos dibujos animados y la animación a mano de cada personaje es simplemente brutal. Todo lo anterior es ambientado con una música de primer nivel. Hacía mucho que no veía a un juego tan equilibrado en la mayoría de sus componentes.

Cuphead es un gran juego, sin embargo no es para todos. Sufrí mucho para terminarlo, pero la satisfacción que me dio mi primera B+ fue simplemente excepcional, casi al nivel de cuando vencí a Jaquio en Ninja Gaiden 2 o jugué Contra Hard Corps en una consola prestada.

No dudaría en recomendarlo a aquellos que buscan una propuesta original con guiños a la jugabilidad clásica de los run-and-gun / shoot ‘em up de antaño. El precio del juego es accesible y está disponible tanto en Xbox One como en PCs con Windows 10.

Cuphead está disponible en Xbox One y Windows 10 (USD $20). Copia de revisión facilitada por Microsoft.