Ciclistas inauguraron el primer puente impreso en 3D de Holanda

por

92 posts

El diseño involucra 800 capas de hormigón y tiene un peso equivalente a 40 camiones.

Con aplausos, ruedas y cascos, se abrió al público el primer puente completamente impreso en 3D en la ciudad de Gemert-Bakel, de la provincia Brabante Septentrional en Holanda. ¿Y por qué hablar de ruedas y cascos? Porque los ciclistas serán los principales beneficiados.

Aunque en España, ya se había inaugurado un puente peatonal impreso en 3D el pasado 14 de diciembre, Holanda no se quiso quedar atrás y este martes inauguró una de las obras pioneras en esta tecnología. El trabajo es una verdadera obra y tomó cerca de tres meses en ser terminado.

Las obras comenzaron el mes de junio y se utilizaron 800 capas de hormigón. El impacto en la ciudad es de suma relevancia, pues se estima que un cuarto de los holandeses se mueven diariamente en bicicleta. Según las palabras de Theo Salet de la Universidad de Tecnología de Eindhoven, esta construcción es única:

El puente no es muy grande, pero fue creado por una impresora, lo que lo hace único (…) Una de las ventajas de imprimir un puente es que se necesita mucho menos concreto que en la técnica convencional donde se llena un molde, porque la impresora deposita el concreto solo donde se necesita,

El puente se extiende a lo largo de ocho metros y fue puesto en una zanja que facilita el paso sobre un flujo de agua. Previamente a la inauguración, se hizo pruebas de resistencia a cargo de la empresa a cargo, BAM Infra-construction company, probando con cargas de hasta dos toneladas.

“Estamos mirando hacia el futuro, buscando un enfoque más nuevo e inteligente para abordar los problemas de infraestructura y haciendo una contribución significativa para mejorar la movilidad y la sostenibilidad de nuestra sociedad”, dijo el jefe de BAM, Marinus Schimmel.

La nación se ha destacado en los últimos años por innovar con la creación de una impresora 3D única, capaz de resistir la construcción de un edificio continuamente, además de iniciativas como la del start-up MX3D comenzó a imprimir un puente de acero inoxidable.