Apple baja la precisión de Face ID para poder producir el iPhone X

Apple baja la precisión de Face ID para poder producir el iPhone X

Los fabricantes no estarían a la altura de lo demandado inicialmente.

Queda muy poco para que se lance el iPhone X y Apple ha tenido severos problemas con la producción en masa del nuevo terminal.

Su nueva tecnología de reconocimiento facial Face ID usa componentes en extremo complejos para las fábricas donde se está produciendo el equipo.

En una de estas fábricas, por ejemplo, solo el 20% de lo que habían fabricado estaba a la altura de las mediciones de Apple como estándar mínimo para ponerlos a la venta.

Dado lo anterior, y pensando que a ese ritmo no iban a poder cumplir con la alta demanda que se espera para el equipo, es que Apple ha “relajado” la precisión de su sistema para que se puedan fabricar más unidades, de acuerdo a Bloomberg.

Las piezas utilizadas para poder tener este sistema se componen de un sensor de imagen, un filtro infrarrojo, un proyector de puntos y más, algo parecido pero más avanzado a lo que hace, por ejemplo, la Kinect de las Xbox.

La movida es de especial importancia dado que los de Cupertino eliminaron el sensor de huellas dactilares para confiar únicamente en Face ID como su único sistema de reconocimiento biométrico.

La duda que genera este reporte, de ser cierto, es si las primeras unidades en el mercado del iPhone X tendrán una ventaja en comparación a las que vengan después.

El iPhone X sale a la venta el 3 de noviembre en Estados Unidos y otros mercados principales. Sobre su disponibilidad en otros países y específicamente en América Latina, aún no hay novedades.