Administracion Trump planea construir bases lunares para explorar Marte y el universo

por

16 posts

Así lo declaró el Vicepresidente norteamericano Mike Pence, quien oficializó las intenciones de aterrizar nuevamente en el territorio lunar.

Aunque habían rumores del interés de Trump por retomar la exploración espacial, la incertidumbre se disipó el pasado jueves, cuando el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence expresó en la reunión inaugural del Consejo Nacional del Espacio las intenciones de construir bases lunares para enviar humanos a Marte.

Han pasado 48 años desde que el Apolo 11 arribó al suelo lunar. Neil Armstrong y el piloto del módulo Edwin F. Aldrin, dieron un vuelco radical en la carrera espacial que para esos años Estados Unidos mantenía con la Unión Soviética. Millones de personas vieron la hazaña, transformándose en uno de los eventos más memorable en la historia de la televisión. “Aquí llegaron a la luna hombres del planeta Tierra. Julio 1969 D.C. Venimos en paz en nombre de toda la humanidad”, fueron las palabras que dejaron en la placa.

Si bien hubo más misiones posteriores, el último astronauta en tocar suelo lunar fue Eugene Carnan, en diciembre de 1972. Esto, ante las imposibilidades materiales de financiar más misiones por los 384 mil kilómetros que nos separan de la luna. La inversión escapa del presupuesto de gran parte de las naciones, sumado al déficit presupuestario que tiene la NASA, bastante lejano al 4,4% del PIB que ostentaba en 1966.

El estancamiento en material de exploración espacial podría estar a punto de dar un vuelto, tras las declaraciones de Mike Pence. “Devolveremos a los astronautas de la NASA a la Luna, no sólo para dejar huellas y banderas, sino para construir las bases que necesitamos para enviar a los estadounidenses a Marte y más allá”, dijo consignó el jueves en la reunión inaugural del Consejo Nacional del Espacio, instancia reestablecida en junio de este año.

Sin embargo, aún quedan muchas preguntas dando vuelta, desde cuestiones básicas como cuánto y cómo, hasta tópicos como el papel que podrían desempeñar las compañías comerciales. Recordemos que la agencia espacial ha pasado la última década construyendo el Space-Launch System and Orion, un cohete y una nave espacial destinados a llevar a la gente al espacio profundo, así como también una estación CIS-lunar denominada Deep-Space Gateway. La NASA planeó utilizar esta pasarela como un lugar para que los astronautas preparen viajes en el espacio profundo.

La noticia llega ante la preocupación del gobierno norteamericano por no quedarse atrás en lo que parece una nueva carrera espacial con potencias como Rusia, India, China o la Unión Europea, quien declaró la construcción de un pueblo lunar durante el año pasado. “Ante la ausencia del liderazgo norteamericano, otras naciones han aprovechado la oportunidad para apostar su demanda en la frontera infinita”, dijo Pence en el mismo discurso.