Valdivia, el nuevo centro de innovación y emprendimiento de Chile [FayerWayer TV]

¿Podría empezar a convertirse Valdivia en la versión chilena de Silicon Valley?

Valdivia es un verdadero orgullo del sur de Chile y lo sabemos. Sus ríos, gastronomía y educación son símbolos de una alta calidad de vida que ha ido en constante crecimiento; artesanos, profesionales y creativos llevan sus talentos a esta ciudad. El desafío de descentralizar los países latinoamericanos y dejar de pensar en la capital como lugar de oportunidades es esencial para alcanzar el desarrollo como continente.

Un ejemplo de esto es 9punto5, un encuentro de trabajo remoto realizado en Valdivia durante los primeros días de septiembre de 2017 que buscar crear redes y mostrarnos que vivir en una ciudad y trabajar para otra no es difícil ni imposible.

Fabián Acuña, creador de 9punto5 y director de Nube Cowork, explica los motivos detrás de esto:

Valdivia tiene buenos atributos. Es una ciudad linda, tiene cosas de calidad de vida como el río, hay contenido: el 20% de la población es universitaria, es un centro de estudios muy potente en Latinoamérica -[tiene] el Centro de Estudios Científicos-, el Festival de Cine, hay un tema con la música… entonces tiene cierta diversidad y ciertos componentes que hacen de Valdivia un lugar con buenos atributos.”

Fabián vive en Valdivia y junto con Felipe Peña armaron 9punto5, que partió como un experimento tras un café. Además dirige un cowork en la zona, donde han hecho crecer una comunidad innovadora.

Al principio partimos y era como un experimento. No sabíamos bien lo que queríamos hacer la verdad, en lo concreto. Fue tomando forma, y hoy tenemos un evento de talla mundial. Estamos construyendo la primera conferencia de trabajo remoto de Latinoamérica, viene gente de 10 países. Mucha gente viene de Santiago, pero también vienen de ciudades cercanas como Temuco, Puerto Montt, más al sur incluso. Y… hay gente de Arica hoy aquí, entonces realmente estamos conectando a Chile, y que pase un evento de esta categoría y que no pase en Santiago efectivamente creo que tiene una potencia. Si, creo que algo hicimos.

La locación de 9punto5 no es para nada casualidad. Claudio Barahona, director de Wayra y Country Manager de Telefónica Open Future, nos explica que es una decisión que tiene que ver con el estilo de vida de Valdivia y la cantidad de talentos existentes en la ciudad.

Valdivia es conocido como un muy buen lugar para vivir. Entonces también hay gente talentosa que puede trabajar en forma remota, que puede trabajar para Estados Unidos, la India, cualquier parte del mundo, que dice ¿Para qué voy a vivir en Santiago, donde a veces la calidad de vida no es tan buena? Mejor me voy a vivir a Valdivia, si al final lo único que yo necesito es una buena conexión a internet.

Una opinión similar tiene Paco Solsona, director de Google Developers Ecosystem:

Esto debería ocurrir en todo el mundo. Parte de mi mensaje es que no hay ninguna barrera. Todas las barreras que creemos que tenemos en la región, en particular en ciudades más pequeñas que no son capitales, no existen. Todas son mentales: tenemos el mismo acceso a la tecnología, el mismo acceso a internet, educación relativamente buena. Entonces me parece que es genial que desde Valdivia se esté haciendo algo a la altura de cualquier ciudad o país de la región.

Encontrar un buen lugar para vivir, con una calidad y estilo de vida, pero ¿cómo estar seguros de que un paso arriesgado como éste va a tener frutos? Al respecto comenta Alejandra Ganter, gerente comercial de Wetland que trabaja a distancia de la oficina de su empresa:

Yo soy gerente comercial y en realidad por los requerimientos de la empresa hago casi un rol de gerente general, entonces es super raro porque no estoy allá fisicamente estoy acá en Valdivia, pero hoy en día con las tecnologías disponibles la verdad es que la diferencia se nota poco y los clientes muchas veces ni siquiera saben que yo no estoy fisicamente en Santiago porque la mayoría de las conversaciones son por teléfono, por WhatsApp, o por correo electrónico

Las instancias de reunión física en realidad hoy en día son pocas. Si uno lo piensa, si uno mismo se mira a si mismo como hace el trabajo del día a día, es poco el contacto persona a persona. Entonces, igual viajo una semana al mes, voy a Santiago trato de condensar todas las reuniones, las actividades en vivo digamos cuando estoy allá, pero el resto es todo remoto. Ya llevamos cuatro años trabajando de esa forma y ha funcionado super bien.

Alejandra Ganter también habla del miedo que los santiaguinos le tienen a regiones, pues hay miles de cosas que parecen no poder hacerse fuera de las capitales.

Cuando uno es Santiaguino a veces le tiene miedo a las regiones, porque uno dice me va a faltar esto, voy a echar de menos esto otro, voy a querer ir al cine a cualquier hora o a mil conciertos, pero te das cuenta que en realidad uno durante el año no va a tantos conciertos, que cuando hay actividades acá uno las disfruta, y si es que viene alguien que te gusta viene a Valdivia no te lo pierdes porque es una ocasión especial, entonces… son ciudades que tienen de todo y permiten vivir bien porque las distancias no son largas, todo está a la mano, es otra calidad de vida.

Valdivia es tierra fértil para que nazca un polo tecnológico, similar a lo sucedido en Silicon Valley en los años 70 ¿Será tan fácil? Para Santiago Habit, CEO de Allware, todo es posible:

Nuestro sueño era crear un Silicon Valley, aquí en Valdivia. Porque nosotros somos sureños. Siempre fue nuestro sueño. Y bueno, afortunadamente estamos con una presencia fuerte en Valdivia pero pensamos que por qué no a nivel nacional ponernos las pilas y decir ‘ya, hagamos un Silicon Valley, de verdad’. Focalicemos Conicyt, Corfo, el aparataje del Ministerio de Ciencia y Tecnología, pongámonos las pilas. Puede ser servicios, no sé, el mismo turismo. En las regiones hay materia gris que se está perdiendo.

No obstante, hay quienes son más escépticos en torno a esta idea. Tal vez sea mejor unir a los talentos en vez de solo construir edificios, dice Fabían Acuña:

Convertir Valdivia en Silicon Valley me parece muy absurdo, la verdad. El nivel de relación, de colaboración, de dinero, de mercado al que se puede acceder allá y la velocidad con que las cosas pasan es único e irrepetible, no puede haber otro Silicon Valley.

Entonces creo que hace bien que entendamos que es lo que tenemos y si nos aceleremos, que funcionemos, que nos coordinemos. Que las organizaciones entre si -la universidad, la empresa, los públicos, los emprendedores- estén más sincronizados. Creo que esos son valores bien importantes en Silicon Valley y esos si que uno los puede adoptar aquí, pero no es como para reemplazarlos.

Opinión similar es la de Claudio Barahona:

No sirve crear -y muchas veces se hace a nivel de política pública- las grandes infraestructuras físicas, los grandes centros de innovación, o ‘vamos a ser el próximo Silicon Valley’ y en tal región. Eso no sirve. Es gastar plata en edificios y cosas que al final terminan en un gran fierro. No es solamente un tema de inversiones o inauguraciones, es un tema de cómo fomentamos el talento local, para que pueda hacer las cosas que tiene que hacer. Silicon Valley surgió así, no surgió porque alguien dijo que había que levantar grandes edificios. Yo creo que es fomento del talento local, darle las facilidades para que puedan hacer cosas, y sacar las piedras del camino.

El trabajo remoto es sin duda una de las herramientas del mundo laboral de hoy y el futuro que ayudará a focos de innovación y emprendedores a crecer. No obstante, pensar en Vadivia como un Silicon Valley desde el prisma de la realidad chilena es difícil, por lo que está por ver que pasará más adelante con eventos como 9punto5 y otros que apoyan y crean lazos entre los distintos actores del ecosistema.

Pero por ahora, Valdivia es el futuro de algo muchísimo mejor que unos edificios.

Agradecemos por partida doble al staff de 9punto5 por la invitación.