Grupos conservadores quieren sabotear a Google por despedir a empleado sexista

por

1884 posts

El drama del memo interno de Google no ha terminado.

Durante los últimos días Google se ha encontrado al centro de la controversia por un escándalo de sexismo derivado por un memo interno de un ahora ex empleado de la compañía.

El autor del controvertido y extenso documento ya ha sido despedido, a pesar de su intención por explicar lo que “realmente quiso decir” en su diatriba. Pero esto lejos de zanjar el problema ha detonado un nuevo conflicto.

Ahora, según reporta Gizmodo, diversos grupos ultraconservadores y algunos usuarios muy ruidosos en redes sociales han comenzado una campaña de boicot contra Google, por el despido de quien escribió aquel texto.

Si se han tomado el tiempo de leer todo lo redactado por James Damore, supuesto nombre del ingeniero de Google despedido, encontrarán que en una parte el muchacho argumentaba que el impulso de políticas y prácticas “liberales” en la compañía hacía sentir a los empleados conservadores de Google un tanto restringidos en su libertad de expresión para manifestar lo que creían.

Ese punto en particular habría encontrado eco en la red y muchos usuarios se han manifestado bajo el hashtag #boycottgoogle para atacar a la compañía por haber despedido a su empleado, llegando incluso al grado de llamarlos “nazis”.

De manera completamente inesperada, WikiLeaks con Julian Assange ha salido a defender al ex empleado de Google, llegando al grado incluso de ofrecerle un nuevo empleo, señalando que lo que hizo la compañía tecnológica fue un acto de censura.

La estructura y justificación del controvertido documento tienen la obvia intención de fundamentarse sobre bases aparentemente sólidas, sin llegar a marcar un ataque directo contra el género femenino, aunque eso no implica que no sea discriminatorio.

Esa aparente neutralidad ha contribuido a que, de algún modo, toda esa perorata se intente convertir ahora en un asunto sobre la auténtica libertad de expresión.

El debate apenas inicia.