El Galaxy Note 8 y la gran oportunidad de Samsung

El Galaxy Note 8 y la gran oportunidad de Samsung

¿Borrón y cuenta nueva?

Hoy se lanza el Galaxy Note 8 en Nueva York y nosotros estamos aquí para llevarte todas las novedades al respecto. Aún así, hay harto que recordar antes del gran anuncio.

La saga Note tiene una importancia histórica en nuestro mercado, marcó la entrada y la aceptación, aunque a regañadientes en un principio, del concepto de “phablet” en ese entonces, la mezcla de tablet y smartphone.

Era el equipo del lápiz, del “stylus”, del S-Pen, en una época donde tener un iPhone era sinónimo de estatus y usar una herramienta de ese estilo era motivo de burla porque, como dijo Steve Jobs: “Who wants a Stylus!? Yuck!”.

Sucede que no eran pocos los que querían un equipo que, claro, no se podía usar fácilmente con una sola mano pero que sí era profundamente pensado en el sector de la productividad.

Aún así, con un público objetivo en mente, el mercado fue variando hacia ese estilo: equipos cada vez más grandes, y el Note se convertía en pionero en occidente de esa característica.

Todo iba viento en popa, incluso el público optó por abandonar cualidades clave en su momento, como la batería intercambiable, a cambio de un equipo de toque más “premium”. El Galaxy Note 5 nacía, la crítica se deshacía en elogios y el público lo aceptaba contento.

Pero el paradigma cambió, el S7 Edge trajo consigo ese diseño tan deseado con curvas y terminaciones metálicas un extra: resistencia al agua, mayor batería y expansión de la memoria vía tarjeta microSD.

El Note 7, saltándose el 6 para estar a la par con la línea S nacía en esta misma ciudad, en Nueva York. Era el teléfono definitivo, lo mejor de su clase.

Pasó lo que pasó, la batería tenía serios problemas y después de dos llamadas para reparar los equipos, Samsung decidía sacarlo del mercado definitivamente. Esa cicatriz quedaría marcada por un largo tiempo.

Se lanzó con éxito el Galaxy S8, pero el fantasma del Note 7 sigue rondando en las cabezas de los ejecutivos de Samsung, que muchos pensaron discontinuarían la saga, pero no.

Hoy se marca el día de la oportunidad de Samsung. El primer día superando y sanando las heridas de una falla que se prometieron no volver a cometer y que cambió a toda la industria para siempre.

Hoy, bajo la mirada atenta del mundo móvil, Samsung lanza el Galaxy Note 8, el primer día del resto de su vida para la marca surcoreana que tras un año sumida en la vergüenza tiene la oportunidad de demostrar que la saga del teléfono grande y con lápiz puede continuar de manera positiva, borrando los recuerdos del error.