¿Cuánto cuesta crear una SNES Mini con una Raspberry Pi?

¿Cuánto cuesta crear una SNES Mini con una Raspberry Pi?

La SNES Classic es cara, así que mejor me armo una casera.

En Chile, la Super Nintendo Classic Edition costará CLP $99.990 (USD $156) y la gente se lo ha tomado con algo de resignación; por un lado, está el antecedente de la NES Mini del año pasado que ya fue cara, lo que anticipaba algo parecido. Por otra parte, algunas personas esperaban que fuera aún más cara.

Dicho lo anterior, siempre está presente la alternativa “hágalo usted mismo” en la famosa Raspberry Pi. Por si alguien no sabe, un Raspberry Pi es un mini computador barato y bastante capaz de ejecutar muchas funciones; entre ellas, emular juegos de consolas antiguas sin mayor problema.

Entonces, sabiendo el precio de la SNES Mini (y la NES Mini), quisimos saber cuánto más barato es armar una mini consola basada en la Raspberry Pi.

La base de todo: Raspberry Pi 3

En Chile existen varios lugares donde comprar uno de estos aparatos. La tienda Olimex los vende por CLP $33.800 y además ofrece accesorios varios (y opcionales) para complementar el aparato como ser carcasas o disipadores.

Los controles

La variedad de controles para PC en general es muy amplia pero como la idea de esto es acercarse lo más posible a la consola en cuestión (Super Nintendo), elegiremos los controles de 8 Bitdo por su fidelidad respecto a los originales. En particular, el modelo SNES30, un joystick bluetooth que además trae un modo para utilizarse como joystick USB.

El precio de esos controles ronda los CLP $29.990 por cada unidad en lugares como Linio (entrega en tres días) o bien en tiendas independientes de Santiago de Chile. ¿Son caros? Sí, pero son los mejores.

¿Y dónde guardo los juegos?

Una tarjeta microSD es vital para esto. Prácticamente en todas las casas hay una de estas tarjetas, pero si necesitan adquirir una tarjeta dedicada, una de 8 GB cuesta CLP $4.690 en PC Factory.

Conectándolo al televisor

Sí, este cable también existe en todas las casas que tengan un televisor moderno. Pero nunca sobra tener uno extra y los más comunes (y baratos) cuestan CLP $3.990.

Total: CLP $102.460

Por supuesto, pueden hacerse unas consideraciones. Eligiendo otros joysticks se reduce bastante el precio (pero insisto, los de 8 Bitdo son insuperables), igual que omitiendo cosas como el cable HDMI o la tarjeta microSD, aunque a grandes rasgos la inversión inicial igual es alta y no demasiado alejada de lo que cuesta una SNES Classic.

¿Y las ventajas? También hay que considerar que una Raspberry Pi sirve no solo para jugar Super Nintendo sino también NES y emular consolas de Sega o hasta la misma Nintendo 64 y la PlayStation original. Eso sí, la emulación en algunos casos no es 100% correcta y si hablamos de Super Nintendo, juegos como Yoshi’s Island o Star Fox tendrán algunos problemas de rendimiento debido al chip SFX incluido en esos cartuchos. De hecho, está por verse como logrará la propia Nintendo hacer correr esos juegos en la SNES Mini.

Por otra parte, si bien instalar el emulador RetroPie no es difícil y hay muchos tutoriales en internet para hacerlo, probablemente la gran mayoría de usuarios no tenga interés en realizar tal proceso.

Y por último, un pequeño pero gran detalle: sí, la emulación está hoy absolutamente extendida y aceptada pero la sola existencia de ROMs, de la clase que sean, se considera ilegal.

Ahora, con todos los datos sobre la mesa, tal vez puedan considerar a la Raspberry Pi como una buena alternativa a las consolas retro. ¿En mi caso? Ya compré la NES Mini y pretendo comprar la SNES Mini, porque hay un valor agregado en el aparato que es el que a mi me interesa.

Si tienen precios (y accesorios) alternativos respecto a controles y demases, escríbanlo en los comentarios.