Android 8.0 Oreo te salvará de los reinicios infinitos con Rescue Party

Android 8.0 Oreo te salvará de los reinicios infinitos con Rescue Party

No más dolores de cabeza ni costes extra para fabricantes y operadoras.

Los usuarios avanzados de Android saben a lo que se enfrentan cuando desbloquean el cargador de arranque de su teléfono, lo rootean, flashean una ROM personalizada, un kernel o un tweak: que el teléfono se quede en un reinicio infinito.

Sí, es uno de loa mayores temores si no se sabe cómo librarse de él, pero es por eso que son usuarios avanzados. Para el resto, todo lo anterior es un misterio, aunque nadie está exento de los reinicios infinitos.

Puede pasar en la ROM predeterminada del teléfono, ya sea porque una actualización daño el sistema o porque el usuario inexperto intentó avanzar al siguiente nivel en el mundo Android.

Afortunadamente, en el recién anunciado Android 8.0 Oreo no volveremos a preocuparnos de los reinicios infinitos, gracias a una nueva característica llamada Rescue Party la cual será implementada por defecto, recomendada para los fabricantes, pero al fin y al cabo opcional.

Google sabe que cuando los usuarios se topan con un reinicio infinito su reacción inmediata es hacer efectiva la garantía, lo que llega a frustrarlos y resulta caro para los fabricantes y operadoras. Por lo tanto, Rescue Party debería ser más que una opción.

Dicha característica consiste en tareas que evolucionan más agresivas conforme al nivel de rescate, por ejemplo, desde una aplicación del sistema que se detiene constantemente hasta un reinicio infinito.

Rescue Party es una clase de Android 8.0 Oreo que recibe información de eventos durante el arranque para detectar cierres. Sólo hay dos maneras de que esta característica inicie y comience a trabajar para recuperar el teléfono:

  • El servidor del sistema (system_server) se reinicia más de 5 veces en 5 minutos.
  • Una aplicación del sistema persistente se cierra más de 5 veces en 30 segundos.

Google recomienda a los fabricantes no añadir más niveles de rescate para evitar que los usuarios se frustren y decidan hacer efectiva su garantía sin antes realizar la última operación en caso de un reinicio infinito: reiniciar el teléfono de fábrica usando el recovery del sistema.

Las recomendaciones son que el recovery deba pedir confirmación al usuario antes de realizar el reinicio de fábrica y posteriormente le permita reiniciar su teléfono tras completar la operación anterior.

Lo mejor de todo es que no se requiere hardware especial para soportar Rescue Party, sino sólo tener Android 8.0 Oreo en tu teléfono y que su fabricante haya decidido dejarlo implementado.