¿Qué pasó contigo, Skype? [FW Opinión]

por

921 posts

Virgencita, por favor que regrese la vieja versión.

Bien o mal he sido usuario de Skype por muchos años. Durante todo este tiempo he visto como Microsoft ha intentado experimentar con la plataforma utilizando múltiples rediseños. Al final del día siempre termina aplicando la versión más sobria, esa que conocemos con una lista de contactos y libre de elementos que entorpezcan la comunicación (su razón de ser).

El problema es que hace un mes Microsoft se unió al mar de compañías que tratan de emular a otras y ha rediseñado Skype para móviles, tal vez en su afán por atraer a generaciones más jóvenes. La fórmula “copiemos a Snapchat” ha funcionado en aplicaciones como Instagram, que subió de manera brutal su cuota de usuarios gracias a las historias y los filtros. La cuestión aquí es que Snapchat e Instagram son, hasta cierto punto, parecidas (compartir fotos o videos) y la brecha generacional entre ellas es más corta.

Skype para móviles ha dejado de ser lo que conocíamos y en su lugar tenemos una app que permite tomar fotos y contar historias que nadie leerá porque se encuentran muy ocupados trabajando. Skype es una herramienta utilizada más por profesionales que por millennials y el rechazo a la versión más reciente no se ha hecho esperar. Si bien la calificación general sigue sin moverse en las tiendas de aplicaciones Google Play y App Store, los usuarios están haciendo valer su opinión otorgando reseñas una estrella en las descargas más recientes.

En el nuevo Skype las videollamadas y el chat han sido relegados a un segundo plano. Navegar en la lista de contactos se ha vuelto una odisea ya que no hay controles inmediatos para organizar a la gente por estado. En general la aplicación ha dejado de ser intuitiva para las funciones primordiales de comunicación.

 

El peso mayor lo tienen otras opciones como Highlights o Capture que poco o nada podrían interesar a los usuarios convencionales de esta plataforma. A un mes de usarla solo he visto notificaciones del equipo de Skype para conocer las nuevas opciones. Ninguno de mis contactos de la lista se ha tomado el tiempo de grabar una historia y compartirla. Tal vez la reacción es similar a lo que ocurre cada que se lanza una nueva aplicación que intenta copiar lo que ya conocemos:

“Si ya tengo Snapchat, Instagram Stories, las historias que se comparten por Facebook o WhatsApp  (ufff)… ¿por qué grabar una más?”

¿Qué valor agregado nos otorga Skype en este campo? Honestamente no sé como podría interesarle una foto de mi comida o de mi perro a los 10 o 12 ejecutivos que entrevisté por Skype y que aun conservo en mi lista de contactos para realizar preguntas de vez en cuando.

Tal vez Microsoft utiliza la versión para teléfonos como conejillo de indias ya que la base de usuarios de Skype es mayor en computadores y tablets, versiones que no se han visto afectadas por el reciente rediseño. Algunos usuarios apuntan a que Skype se encuentra muerta en los teléfonos y Microsoft busca algún modo de revivirla a como dé lugar. El terreno móvil es complejo y poco se puede hacer contra aplicaciones como WhatsApp, Telegram o LINE, que han sabido capitalizar el éxito en sus respectivos mercados.

A un mes de intentar utilizarla creo que tuve suficiente del nuevo rediseño y me uno a la lista de diez, cien o mil usuarios que se quejan y piden la versión antigua de regreso.