Parlamento europeo quiere que los smartphones duren más

Parlamento europeo quiere que los smartphones duren más

Y que sean más fáciles de reparar.

El parlamento europeo entre sus múltiples funciones en ocasiones también se da la oportunidad de buscar regular algunos terrenos que parecerían fuera de su jurisprudencia, como la industria de manufactura de smartphones.

Este ha sido el caso durante su última sesión plenaria en donde se planteó el tema de la obsolescencia programada y se marcaron algunas líneas de acción para ser revisados por los países miembros de la Unión Europea.

La intención del parlamento es que los smartphones puedan tener un mayor periodo de vida útil y que además sean más fáciles de reparar, por lo que propuso estos puntos:

 

  • Un “criterio de resistencia mínima”, que se decidiría para cada categoría de producto para asegurar dispositivos duraderos y reparables.
  • Crear componentes más accesibles en sus costos de comercialización y cuya reparación o cambio no implique un gasto significativo.
  • Desalentar las medidas impuestas por fabricantes para evitar que sus clientes usen talleres de reparación independientes.
  • Establecer un sistema de escalas por parte de la UE para probar la obsolescencia planificada de los productos y exhibir así a los fabricantes.

Estas medidas están lejos de materializarse, ya que hace falta un largo camino legislativo, pero marcan un antecedente importante sobre la consciencia de los consumidores.

Incluso los representantes de gobierno ya se percataron de las prácticas de los fabricantes de smartphones.