Kaspersky abriría su código fuente al gobierno tras sospecha de hackeo ruso

por

1971 posts

Antivirus de nombre ruso debe haber sido hackeado por rusos, según la administración de Trump.

Ha pasado una semana desde la infección brutal ocasionada por el supuesto ransomware Petya, y poco a poco se ha desenredado la posible trama de un elaborado complot, en donde al parecer Rusia también se encontraría detrás de todo.

Ahora, la nueva víctima del alud y su consecuente cacería de brujas, sería Kaspersky Lab, que luego de ser señalado como un posible conducto de infección tras haber comprometido su software, se estaría viendo casi obligado a compartir su código fuente para limpiar su nombre.

De acuerdo con un reporte de Associated Press, Eugene Kaspersky, el CEO de esta compañía en duda, ha declarado públicamente que está dispuesto a abrir su código fuente con el gobierno de Estados Unidos para comprobarles que ellos están limpios, que no han sido intervenidos y que su comportamiento nunca ha sido “malicioso”.

PUTIN

No queda muy claro cuál es el motivo detrás de la sospecha sobre Kaspersky Lab, nada más allá del antecedente de que la sede de la empresa se encuentra en Rusia y que en el pasado ha tenido algunos contratos laborales con el gobierno ruso y sus servicios de inteligencia militar.

Estos factores serían más que suficientes para algunos en la administración de Trump para sospechar sobre la confiabilidad de este antivirus. Aunque, objetivamente este programa no es tan popular como para haber detonado una infección tan grande y tan enfocada un objetivo concreto.

La intención de Eugene Kaspersky para compartir su código fuente, la base que le da dinero, habla de la seriedad de las acusaciones, y su intención por librarse de este embrollo.

¿Pero se puede confiar en esta plataforma?