Comienza EVO 2017, el torneo de juegos de peleas más importante del mundo

por

1273 posts

Todos los años, los mejores jugadores de videojuegos de pelea se reúnen en Las Vegas para probarse a sí mismos y competir por la gloria.

El género de los videojuegos de pelea no es el más popular -aquello queda para los títulos deportivos o de disparos- pero tal vez sea el género con la comunidad más apasionada. Y el momento cúlmine del año para esos fanáticos llega siempre a mediados de julio con el torneo Evo Championship Series, un campeonato dedicado exclusivamente a los juegos de pelea.

La edición de este año se llevará a cabo entre el 14 y el 16 de julio en el Mandalay Bay Hotel, en pleno Las Vegas. Cerca de 15.000 participantes se darán cita para competir en nueve juegos diferentes y cada uno de ellos repartirá suculentos premios (que variarán según el título); el más grande, el de Street Fighter V que repartirá cerca de USD $100.000 a todos sus finalistas.

Para entender lo que significa Evo hoy en día no hay más que remontarse a lo que fue la edición de 2016, cuya gran final de Street Fighter V -el juego más importante de todos- se transmitió por la señal de ESPN2 por primera vez en la historia del torneo. El interés de la gran cadena deportiva no es casualidad; año a año, Evo ha visto aumentar sus números tanto de audiencia como de participantes y de muestra un botón: el peak de sintonía en ESPN2 en 2016 fue de 208.000 espectadores, mientras que en Twitch (durante las finales de Smash Bros) alcanzó 232.000 espectadores simultáneos.

Por otra parte, la versión 2016 de Evo reunió a más de 14.000 jugadores de todas partes del mundo que se dieron cita alrededor de un puñado de juegos de peleas. Todos bien diferentes entre sí, pero con un objetivo en común: derrotar al rival y llevarse la gloria.

Evo es en la actualidad un torneo imponente, con una producción al más alto nivel que se lleva a cabo en un lujoso hotel de Las Vegas, pero sus inicios fueron mucho más humildes. El puntapié inicial se dio en 1996, cuando 40 jugadores se dieron cita en un torneo de Super Street Fighter II organizado casi de forma casera. Lejos del glamour de las versiones actuales, ninguno de sus organizadores pensó jamás en que algo tan simple con reunir a un grupo de jugadores alrededor de un videojuego popular en los salones de arcade se convertiría en un evento global.

Porque a Evo llegan jugadores de todo el orbe. Japón y Estados Unidos son los países que más participantes aportan, pero con el correr de los años se fueron sumando jugadores de otros lugares de Asia, Europa e incluso, Latinoamérica. El caso de Latinoamérica es particular porque si bien los primeros puestos están siempre dominados por asiáticos o estadounidenses, desde 2009 en adelante países como México o Chile han estado constantemente teniendo representantes en los primeros lugares.

El punto cúlmine para la región se dio en 2015 con dos campeones chilenos: Nicolás González en Ultimate Marvel vs Capcom 3 y Gonzalo Barrios en Super Smash Bros.

En 2017, el torneo seguirá manteniendo los estándares que lo llevaron a ser el campeonato más reconocido de la escena de juegos de pelea, una suerte de mundial donde se compite no solo por suculentos premios en dinero, sino por la gloria. La mayoría del público lo verá a través de internet o por ESPN, unos cuantos se darán cita en Las Vegas como espectadores privilegiados y lo que suceda durante el fin de semana será comentario posterior obligado para una comunidad de competidores o simplemente fanáticos que convirtieron el humilde torneo de 40 personas de 1996 en un evento de categoría mundial.