Nueva versión de Safari podría volver más poderosos a Facebook y Google

por

1252 posts

La publicidad en Internet está a punto de caer en un duopolio absoluto, y eso no es bueno para los demás anunciantes en Internet.

Cuando Craig Federighi anunció en la WWDC 2017 que la nueva versión de Safari vendría con un bloqueador de cookies de seguimiento, la mayoría de los usuarios se alegró bastante ya que nuestra privacidad en la red, sobre todo por estos días, es esencial. Sin embargo, algo que nadie vio venir fue la hecatombe económica que esto significaría para Criteo, así como también para varias pequeñas compañías de remarketing. Ahora, claro, tú te preguntarás ¿por qué?, y la respuesta es por culpa de Facebook y Google, quienes comenzarían a acabar aún más con la competencia de quién se lleva la mejor parte en los anuncios publicitarios en Internet, gracias a Apple.

Antes que nada, hay que aclarar algunos conceptos que se detallan a continuación, porque este tema da para páginas y páginas sobre por qué la nueva “fórmula” de Apple es malísima para los pequeños anunciantes, pero muy beneficioso para estas dos compañías.

Lo primero es entender qué es el remarketing, ya que hablaremos largamente sobre este tema durante todo el post. El remarketing es, esencialmente, una práctica que hacen las empresas para mostrar publicidad personalizada en cada uno de los sitios web que visitas. Por ejemplo, si has visto anuncios sobre un determinado producto y antes has visitado un sitio web relacionado a dicho objeto, es porque la campaña de remarketing está surtiendo efecto por medio de una cookie de seguimiento.

Ejemplo gráfico de remarketing

Ejemplo gráfico de remarketing

Las cookies de seguimiento (o tracking cookie) son pequeños archivos de texto que “entregan información personal a los anunciantes”; antes de entrar en pánico es necesario saber que dichos datos son para conocer hábitos de navegación e intereses comerciales. De esta manera, las empresas de remarketing analizan lo recogido por estos archivos (un nombre de usuario personalizado, el sitio que visitaste, cuánto tiempo estuviste y más, en algunos casos) y los oferentes te muestran productos de tu interés por medio de publicidad.

Hay distintas compañías que ofrecen ese servicio a las marcas para publicitar sus productos en dichas plataformas digitales, moviendo enormes sumas de dinero en todo el mundo, entre las cuales se encuentra, obviamente Criteo.

¿Y cómo afecta todo esto a Safari y al resto de nosotros?

Craig Federighi anunció en WWDC un bloqueo inteligente a las cookies de seguimiento, identificando a quienes las emiten y eliminando estos archivos para proteger nuestra privacidad en la red, impidiendo que los anunciantes “espíen” nuestros hábitos de consumo. Vale decir, no veremos la misma guitarra que compramos en Amazon una y otra y otra vez en los anuncios publicitarios, lo cual es muy bueno para nosotros.

Lo anterior, no obstante, incluye una letra chica muy interesante, y es que resulta que el navegador de Apple ya traía un bloqueador de este tipo de archivos en versiones anteriores, el cual permitía que las cookies estén presentes en nuestros equipos durante 24 horas después de ser generadas para luego ser eliminadas para siempre. En teoría, el nuevo movimiento de Cook y compañía es mucho más agresivo que lo que ya estaba aplicado, dado que, en palabras del ejecutivo, el navegador segregará la información disponible para las empresas, con el fin de ocultar tus hábitos de consumo.

Lo que no queda claro es si todas las cookies están incluidas al momento de visitar esos sitios, o si dentro de aquella separación existe algún privilegio para los sitios que siempre están abiertos, como Facebook y Google, servicios que están también están presentes en todo Internet. Gracias a este pequeño dato, es que podríamos pensar fácilmente que los archivos de rastreo de ambas compañías siempre estarán en nuestro dispositivo, eliminando -por lo menos técnicamente- a la competencia en el campo de la publicidad en Internet.

A pesar de que es evidente que ambas marcas son los amos y señores de la publicidad en línea desde hace bastante tiempo, es necesario recordar el siguiente dato duro:

KintRevTable-768x152

Tal como vemos en esta pequeña tabla, mientras todos los anunciantes pequeños -como Criteo- comparten unos modestos USD $300 millones de crecimiento en sus ganancias en el lapso 2015-2016, Facebook y Google suben USD $1.000 millones y USD $1.400 millones durante el mismo año. Acá fácilmente podemos hablar de duopolio en la publicidad de Internet, y ni siquiera nos tendríamos que arrugar para decirlo abiertamente, no obstante, con un tráfico web móvil cercano al 30% -y aumentando-, Safari se transforma en una ventana ideal para que ambas marcas sigan aumentando su patrimonio largamente, mientras que el resto de las firmas de remarketing, pues… No.

En palabras simples, toda la publicidad que pase por Facebook y Google Ad Words seguirá estando disponible para todos, siempre y cuando tengamos activo uno o los dos servicios, mientras que el contenido comercial que es gestionado por empresas más pequeñas podría desaparecer o aparecer con mucho menos frecuencia.

Todo lo anterior, sin embargo, podría tener dos soluciones bastante posibles en el futuro cercano. La primera es que Apple implemente el machine learning que promociona en su escaneo inteligente de cookies de rastreo de manera igualitaria para todos, incluyendo a aquellos sitios web que tenemos abiertos durante todo el día, algo que aún no está del todo claro. La segunda es, bueno… Usar un ad blocker, limpiar todo con CCleaner y ya.