Demanda de componentes para el iPhone 8 rompe suministros de fabricantes

Demanda de componentes para el iPhone 8 rompe suministros de fabricantes

Apple está arrasando con los inventarios de piezas y pone en problemas a su competencia.

Parece que al interior de Apple y sus socios fabricantes toda la maquinaria se encuentra trabajando al límite para llegar a tiempo y cumplir con los calendarios de presentación (y distribución) de los nuevos modelos de iPhone.

De hecho, un reporte de DigiTimes asegura que la demanda y ritmo de la gente de Cupertino, Foxconn y demás fabricantes de estos terminales, sería tan elevada que se está proyectando una escasez de componentes para la segunda mitad de este año 2017, todo gracias al iPhone 8.

Apple, gracias a sus acuerdos comerciales con compañías como Sony y Samsung, tiene un trato preferencial para la entrega de diversos elementos, desde conectores USB-C, hasta sensores fotográficos y pantallas OLED, la compañía lo quiere todo y los suministros son cada vez menos.

Esta situación se debería a una simple, pero peligrosa, conjunción de factores. Ya que para las demandas del mercado actual, los terminales cuentan cada vez con más memoria RAM, el doble de lentes para sus cámaras y piezas de tecnología relativamente nueva, con un proceso de fabricación aún puliéndose.

Los rumores más recientes apuntan a que en el mes de septiembre Apple presentaría su nueva familia de terminales iPhone, con dos variables de la línea 7 y el que sería el iPhone 8.

Pero también se habla de que este último modelo no entraría en producción hasta el mes de octubre.