Apple tiene un grave problema con el lector de huellas del iPhone 8

Apple tiene un grave problema con el lector de huellas del iPhone 8

No logran decidir cómo se implementará.

Estamos a un poco más de tres meses de la presentación del esperado iPhone que rememore los diez años del icónico terminal y en Cupertino hay una duda que no los deja dormir bien.

La única decisión tomada, de acuerdo a Apple Insider, es que el lector no estará en la parte trasera del dispositivo. Ese es un lenguaje de diseño y usabilidad que el equipo de Jony Ive no quiere adoptar por ningún motivo.

Ahora las opciones se reducen a tres, todas en el frontal del dispositivo y “escondido” debajo del vidrio, algo que obsesiona a los de la manzanita mordida y no van a abandonar por ningún motivo.

La primera opción es implementar la tecnología en la que vienen trabajando: sensor infrarrojo en un área específica bajo la pantalla.

Si lo anterior no se logra implementar a tiempo, una opción es adelgazar esa área del vidrio en pos de mejorar el funcionamiento del lector y la última y menos elegante solución es la de hacer un pequeño agujero, del ancho de un alfiler, para hacer que funcione.

Ninguna de las anteriores parece ser muy del estilo de Apple y es muy probable que el equipo sufra de algún atraso en su lanzamiento por culpa de esto.

Se espera que el equipo tenga casi pura pantalla al frente, manteniendo un cuerpo muy parecido al iPhone de 4.7 pulgadas actual, pero con una pantalla de 5.8 pulgadas con tecnología OLED.