Ingenieros crean guardia robótico armado con un dron

Ingenieros crean guardia robótico armado con un dron

No hay límites para el robot de vigilancia O-R3.

Los robots del futuro no sólo decidirán el rumbo de la economía mundial. También se encargarán de perseguir a sus presas haciendo uso de todas las posibilidades tecnológicas a su alcance. Uno de los primeros ejemplos de ello es el O-R3.

Desarrollado por la firma de desarrollo Otsaw Digital, este robot de vigilancia está diseñado como una suerte de vehículo autónomo a escala, bajo la idea de operar como un vehículo que circunde perímetros planos para comprobar su seguridad.

Sin embargo, cuando llega el momento de entrar en acción y perseguir a un intruso, el O-R3 es capaz de desplegar a un pequeño dron de rastreo, capaz de sobre volar el terreno para delatar la ubicación de su objetivo.

Se trata de un aditamento vistoso pero sensato, particularmente si la persecución termina en un camino o terreno no apto para el desplazamiento del robot que podría comprometer su integridad física, y tal como puede observarse en el video, el despliegue del dron es casi ágil.

Además del llamativo accesorio volador, el O-R3 viene equipado con más aditamentos tecnológicos, como sensores de rastreo, un radar GPS, y hasta una interfaz de reconocimiento para distinguir empleados o usuarios amigables de intrusos.

Otsaw Digital está listo para comenzar con la distribución comercial de O-R3, fijando un precio fijo de renta mensual sobre los USD $10.000.

Sígannos y comenten en Facebook.