Cinco razones para jugar Forza Horizon 3: Hot Wheels [NB Labs]

Cinco razones para jugar Forza Horizon 3: Hot Wheels [NB Labs]

Un excelente motivo para regresar al juego de carreras de Xbox One y PC.

A inicios de este mes se puso disponible la expansión “Hot Wheels” para Forza Horizon 3, contenido que llamó la atención desde que el momento en que se anunció ya que prometía algo interesante al combinar dos franquicias importantes.

Por diversos motivos no había tenido oportunidad de probar este DLC, pero hace alrededor de una semana comencé a jugarlo y descubrí al que considero el motivo perfecto para regresar a Forza Horizon 3. A continuación tienen cinco razones para jugar la más reciente expansión del juego desarrollado por Playground Games para Xbox One y PC:

1. Factor Nostalgia

Si de niños jugaron con pistas Hot Wheels sabrán lo que les digo. Al ingresar a esta nueva expansión y ver el logo de la marca de Mattel, los nuevos coches incluidos y las pistas de plástico color naranja con sus diversos detalles, sin duda sentirán que cumplen una de las fantasías de su infancia.

2. Diversión

Si jugar Forza Horizon 3 ya es divertido, esta expansión se salta algunas de las reglas tradicionales y ofrece alguno nunca antes visto en la franquicia como velocidades extremas, saltos increíbles, y segmentos que desafían la gravedad, incluyendo los tradicionales bucles. Además, al igual que en el juego base hay diversas actividades como carreras, zonas de velocidad, zonas de derrape e incluso la posibilidad de modificar circuitos dentro de la nueva sección que es más grande que el mundo de la expansión anterior, Blizzard Mountain.

3. Desafiante

Con lo mencionado en el punto anterior no crean que las cosas serán fáciles, de hecho el reto se irá incrementando conforme vayan avanzando ya que se desbloquearán autos más veloces que complicarán las cosas debido a la combinación de potencia de los coches S2 con la superficie plástica de las pistas (sin olvidar mencionar esos segmentos de pista que no tienen bordes). Y es que de manera interesante se conserva la jugabilidad del juego base en situaciones que normalmente serían imposibles, lo que ofrece una experiencia única y por supuesto, desafiante.

4. Adictivo

Además de la diversión y el reto que ofrece la expansión, esta tiene la facilidad de enganchar al usuario gracias a su sistema de progresión. Al igual que en Blizzard Mountain, en Hot Wheels encontrarán un sistema que elimina a los fans y consiste en ganar estrellas para ir desbloqueando contenido, así que el avance dependerá de la habilidad del usuario. Como ejemplo de esto es que en una carrera podrán ganar una estrella con simplemente completar el circuito, pero podrán desbloquear tres estrellas si es que logran quedar en primer puesto y superar un tiempo determinado.

5. Visuales

A estas alturas las gráficas son algo importante en nuestros juegos y la expansión Hot Wheels luce espectacular por su naturaleza. Y es que encontrarán pistas enormes que se elevan sobre diferentes tipos de terreno en la costa australiana, incluyendo una gran atención al detalle como los típicos segmentos de pistas en color naranja, los conectores de las pistas, los impulsores con motores que realmente están funcionando, aros con fuego, e incluso dinosaurios animatrónicos. Todo un espectáculo visual que cambiará dependiendo cómo se encuentre el clima y si es de día o de noche.

Dicho esto, hay que reconocer a la expansión Hot Wheels para Forza Horizon 3 por atreverse a ofrecer algo diferente y demostrar que es posible hacer este tipo de combinaciones con grandes resultados. Un DLC que definitivamente vale lo que cuesta y que es el motivo perfecto para volver al juego de carreras de mundo abierto.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.