Sobre memes, temblores y telecomunicaciones

Sobre memes, temblores y telecomunicaciones

El colapso de las comunicaciones en voz de los expertos.

A principios de semana ocurrió un temblor 5.9 en la escala de Richter en la zona central de Chile que dejó a unas cuantas personas incomunicadas. Las redes sociales ardieron en contra de las compañías telefónicas más afectadas, así como también los reclamos a la Subsecretaría de Telecomunicaciones no se hicieron esperar.

Hoy viernes 28 de abril, se nos citó a una charla en este organismo gubernamental, junto a las operadoras, para que pudiéramos hablar sobre lo que pasó y cómo podemos evitar que vuelva a suceder.

Recordarán que el Subsecretario de Telecomunicaciones Rodrigo Ramírez culpó -entre otras cosas- a los “memes” del colapso que dejó a tantos incomunicados en la V región y Región Metropolitana.

El mismo Ramírez fue quien tomó primero la palabra aclarando esa maravillosa frase; sucede que mientras estaba el lunes en la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI) monitoreando la situación, a través de su grupo familiar de WhatsApp, su hija compartía una cantidad importante de piezas gráficas y videos en modo de broma sobre el temblor. Al pedirle a su hija que no lo hiciera, esta le respondió con extrañeza que su plan es ilimitado. Para Ramírez, es evidente que entre el marketing de las compañías y la responsabilidad social frente a situaciones límite hay una discordancia.

Algo más que memes

Sobre eso, el experto en emergencias Michel de L’Herbe nos presentó puntos bastantes interesantes sobre lo que ocurre en el país desde el terremoto del 2010 a la fecha.

En lo que respecta a una emergencia, en el espectro amplio de la definición, solemos tender a la inmediatez; a que pase para que empecemos a reaccionar, cuando no solo los incidentes actuales son los que la componen, también los inminentes. En el caso de Chile la inminencia es un hecho, siempre. Al menos en lo que respecta a temblores.

“Somos un país a corto plazo, olvidamos rápido y actuamos sobre el daño ya hecho” nos apunta el experto. El concepto “carretera de la información” aunque anticuado, nunca había estado tan vigente con los problemas que estamos sufriendo en comunicaciones frente a cada emergencia.

Existen culpas compartidas entre el Estado, las operadoras y los consumidores. Estos tres actores son los que provocan la catástrofe en telecomunicaciones, no el temblor en sí; ese y no otro es el catalizador. Tenemos la misma “carretera de la información” desde 2010, y en ese entonces todos andábamos, por dar un ejemplo, en un city car. Actualmente con la entrada de actores como Virgin Mobile y WOM la competencia se puso mucho más descarnada y por ejemplificar, gran parte de los chilenos maneja actualmente un Hummer o algún tipo de camión.

Hay una “co-responsabilidad” en la saturación por parte de las autoridades al no prever este escenario y también por parte de los usuarios al no preguntarse cómo podrían ayudar en este tipo de situaciones dados los antecedentes bien sabidos por todos los que tengan acceso a internet y hayan estado en un temblor medianamente fuerte.

Tenemos la tendencia casi instintiva a compartir archivos grandes: fotos, gifs, videos… y sí, entre ellos varios son curiosidades, “memes”, bromas, etcétera. Eso efectivamente ocupa espacio en esta carretera, en la cual podría necesitar pasar una ambulancia, o necesitar comunicarse alguien que sí está en una situación de angustia.

El experto, respecto a lo anterior que sí parece ser un problema real, medible y palpable, incita a que nos involucremos más y que seamos parte de esta co-responsabilidad social en el actuar frente a situaciones de emergencia.

Por último, nos recuerda que no existen los desastres naturales como tal, ya que:

Los desastres son sociales. Habitualmente se producen por problemas de gestión, por ejemplo, frente a eventos causados por fenómenos naturales.

Cómo se va a actuar

Hace no mucho los operadores del país firmaron el tratado “Nos Importa Chile”, con ayuda de la GSMA y la ONU, donde se comprometieron a que en el corto plazo existirá una campaña mancomunada de concientización sobre el uso de equipos celulares en situaciones de catástrofe.

Por último, desde el primer día de junio entrará en vigencia la ley de homologación de equipos. La cual no permitirá que un equipo sin la tecnología adecuada para que las alarmas del SAE (Sistema de Alertas de Emergencia) pueda funcionar en alguna red dentro del territorio chileno.

Desde ya la SUBTEL aclara que sus canales están abiertos para escuchar todas las críticas y sugerencias por parte de la gente, en el contexto de una nueva actitud de “abrir, colaborar y compartir” por parte del organismo.